Cómo saber la diferencia entre un sable y una espada

Cómo saber la diferencia entre un sable y una espada
Valor este articulo

¿Jugabas a las espadas cuando eras pequeño(a)?, cuando te hablan de espadas o sables ¿te preguntas qué los hace diferentes el uno del otro?, ¿piensas que solo un herrero sabría la respuesta a la pregunta anterior? No se necesita ser un herrero o un fanático de las espadas para poder notar las diferencias entre los diversos tipos de arma blanca que hay.

Cómo saber la diferencia entre un sable y una espada

Los sables y las espadas son armas blancas de combate que existen desde hace muchos siglos y sus diferentes modelos pueden llegar a ser muy parecidos entre sí. Sin embargo, ambos poseen características particulares que hacen que sea posible diferenciarlas. La forma de la hoja, el filo, el  tamaño, el uso que se le daba en combate e incluso la antigüedad son factores determinantes para distinguir un sable de una espada, y te los explicaré en las próximas líneas para que tú también puedas diferenciarlos.

Antigüedad

Una de las diferencias más marcadas entre el sable y la espada es su antigüedad. La espada se confeccionó a partir de la daga en la Edad de Bronce (más de 5000 años atrás). Por su parte, el sable tiene menos de 2000 años de haber sido creado. Es importante destacar un dato curioso y es que no se sabe muy bien cómo se originó el sable, algunos lo atribuyen a los pueblos orientales y otros a  algunos pueblos de Europa Central.

Cómo saber la diferencia entre un sable y una espada

Forma de la hoja y filo

El concepto tradicional de espada habla de un arma de dos filos con una hoja recta, punzante y/o cortante, que si está afilada por uno o ambos lados es de tajo y si no está afilada pero su punta es aguda es de punzar. Por otro lado, el sable es solo de un filo (hay un par de excepciones) con hoja curva (en la mayoría de los casos) y de tajo.

Existen espadas de una mano y espadas de dos manos (se manejan obligatoriamente usando las dos manos). Los sables solo son de una mano. Las espadas, en especial las de dos manos, tienden a pesar más que el sable.

Usos en combate

La espada se ha usado de forma general en combates y guerras desde su creación, mientras que el sable se pensó para combates de velocidad ya que, por su hoja curva o semicurva, cortaba sin quedar incrustado en el cuerpo del adversario, contrario a como lo hacía la mayoría de espadas de una mano. El sable también era popular entre la milicia, la caballería y la infantería los usaban entre los siglos XIX y XX.

Cómo saber la diferencia entre un sable y una espada

Aunque no lo creas, el sable también era preferido por los marinos y los piratas. Estos últimos usaban tercios y otros tipos de sable porque, por su tamaño, les permitían maniobrar mejor en los barcos y por su hoja podían atacar con mayor velocidad. Los marinos los usaban por las mismas razones, pero para defenderse de ataques de piratas.

Para que te sigas culturizando acerca de las diferencias entre otras cosas te dejamos el siguiente enlace, donde aprenderás a diferenciar entre un cómic y una novela gráfica: https://comolopuedohacer.com/como-diferenciar-un-comic-de-una-novela-grafica

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − 3 =