¿Cómo quitarse la obsesión de una canción?

¿Cómo quitarse la obsesión de una canción?
Valor este articulo

Una de las cosas que tal vez sean difíciles de hacer es “eliminar” una canción de nuestro cerebro. Esa canción odiosa y pegajosa o tal vez esa canción que amas pero que ya necesitas un descanso de ella. Quitarse esa canción de la mente puede que sea difícil pero no imposible.

En este post te haremos saber cómo quitarse la obsesión de una canción sin morir en el intento. ¿Quieres que esa canción o melodía se vayan? Pues es hora que sigas estos pasos y ponerte en marcha para que esa canción esté fuera de tu mente y pueda ser reemplazada por una nueva.

¿Cómo quitarse la obsesión de una canción?

Escúchala (si, otra vez)

Tal vez sea un poco extraño decirte que la vuelvas a escuchar cuando claramente lo que quieres es dejar de hacerlo. Este método se aplica a aquellas canciones que nos parecen sensacionales y que no sabemos cómo dejar de darle clic al botón “play”. Pero si, escúchala muchas veces más hasta que te sientas un poco aburrido de ella.

Se dice que estas nuevas canciones cuando las oímos por primera vez, se activa una inmensa obsesión porque tu cerebro experimenta nueva sensaciones y eso hace que todo tu cuerpo se sienta bien cuando la oye, pero con el paso de tiempo y de repetirla un montón de veces, la misma alegría con la que la escuchaste al principio, se irá y comenzará a aburrirte.

No la oigas más

Este tip es para aquellas canciones que son pegajosas y que queremos alejarlas de nuestros oídos. Si tienes la oportunidad de no escucharla más, no lo hagas, tu cerebro estará muy complacido por la omisión de esta canción. Sin embargo, puede que cuando estés en la calle o en una fiesta, la escuches nuevamente, pero oye, no todo es malo, al menos cuando la canción se termine, sabes que no tendrás que escucharla nuevamente.

¿Cómo quitarse la obsesión de una canción?

Reemplázala por otra canción

El reemplazar una canción por otra puede ser uno de los métodos efectivos. Busca en Internet una nueva obsesión. También suena extraño, pero si quieres dejar de escuchar una obsesión, debes encontrar otra que sea mejor que la anterior. Trata de buscar tonalidades o beats muy distintos a la primera y que tu cerebro capte a la primera esa nueva canción que necesitas en tu vida.

Con respecto a las canciones que son prácticamente repudiadas por el público, puedes buscarles un reemplazo pero con alguna otra canción menos odiada. Así tendrás la oportunidad de darle un abrazo a esa canción y poder disfrutarla sin que sea una total molestia para ti.

Tomando en cuenta los consejos anteriores, ¿qué esperas para disfrutar mejor de la música? Hazlo a partir de este momento y aprovecha al máximo ese momento con tus audífonos y las mejores melodías.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 13 =