¿Cómo reconocer la miopía en niños?

La miopía es una anomalía que se presenta en la vista de los seres humanos, sin importar sus edades. Esta produce una visión borrosa, lo que genera que las personas vean los objetos distorsionados a una distancia lejana. Por lo tanto, se puede considerar a la miopía como un problema de enfoque o la incapacidad de ver detalles en objetos o personas a cierta distancia.

¿Cómo reconocer la miopía en niños?

Muchos niños presentan problemas visuales, entre ellos, la miopía, pero es complicado que sea el mismo infante quien determine y avise su falta de visión. Por ello, los padres deben saber reconocer un problema de vista en sus hijos.

La miopía es hereditaria por lo que los padres que presenten esta anomalía deberían evaluar la salud visual de sus hijos desde los primeros años de vida.

Consecuencias de la miopía en los niños

  • Problemas escolares
  • Caídas continuas
  • Dolor de cabeza
  • Déficit de atención
  • Acercarse mucho a la televisión
  • Cansancio visual
  • Se quejan de dolor en los ojos

Los niños más pequeñitos son difíciles de diagnosticar, por lo que los padres que tienen problemas visuales deben evaluarlos a tiempo; diferente es la situación cuando el niño está en etapa escolar, la actividad en clases permite diagnosticar rápidamente su disminución visual, se detecta con la poca posibilidad de leer la pizarra en clase o copiar de forma adecuada una asignación que esté escrita por la maestra en la pizarra.

Sin embargo, los niños deben ser evaluados por sus pediatras regularmente, de manera que estos puedan ser diagnosticados y atendidos por los especialistas del área afectada. A su vez, los padres deben solicitar un informe del desarrollo visual de sus hijos para poder tener constancia de cuánto han mejorado.

¿Cómo reconocer la miopía en niños?

Es importante que los padres y los niños manejen información de la importancia de mantener una buena salud visual usando los lentes o gafas diariamente. El uso de los espejuelos no es una moda, es una medida correctiva del problema visual.

La miopía es una enfermedad que no tiene cura, pero sí es correctiva; por lo tanto, el uso permanente de los lentes o gafas podrá mejorar la situación. Debido a lo explicado anteriormente, se recomienda a los padres entender y aprender que la única manera de frenar la miopía es con la permanencia del tratamiento de forma exclusiva.

¿Cómo reconocer la miopía en niños?

Para que tu hijo se sienta más cómodo llevando gafas te recomendamos leer el siguiente artículo, donde podrás conocer cómo escoger los lentes ideales según el tipo de rostro: https://comolopuedohacer.com/como-escoger-lentes-ideales-tipo-rostro

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =