¿Cómo preparar compotas caseras?

¿Cómo preparar compotas caseras?
Valor este articulo

Las compotas caseras son saludables, tanto para ti como para tu bebé. En ellas no se pierden las vitaminas de la fruta que ambos necesitan para mantenerse sanos.

Aunque hay muchas personas que difieren, las compotas son un platillo ideal para la alimentación del bebé, especialmente desde los cuatro a los seis meses. Por lo tanto, es un excelente alimento de inicio.

La ventaja que tienen las compotas al ser cocinadas en casa es que aumentan su dulzura, son de fácil adaptación en cada etapa del desarrollo, no necesitan de azúcares adicionales para que pueda agradar y contribuyen al pleno desarrollo del bebé.

¿Cómo preparar compotas caseras?

El tipo de fruta que se deba elegir va de la mano con la recomendación del pediatra de cabecera, él te dirá qué frutas introducir primero para evitar que exista una mala absorción de nutrientes o genere una posible alergia. Lo importante es que las frutas siempre deben estar maduras.

De manera usual, los pediatras suelen recomendar las frutas carnosas y con un contenido cítrico bajo; como el mango, la pera, el níspero y la manzana. A lo largo de su crecimiento, estas pueden variar, al igual que su concentración.

Evita mezclarlas hasta que hayas probado con todas las frutas que tienes programado darle a probar a tu bebé. Si en algún momento, el bebé reacciona de manera negativa hacia una fruta (presenta diarrea, vómitos o genera una reacción alérgica), tendremos una respuesta más concreta a la hora de preguntarnos qué lo ocasionó.

¿Cómo preparar compotas caseras?

¿Cómo preparar compotas caseras?

Esta receta aplica para la preparación casera de todas las compotas que quieras hacerle a tu bebé durante su desarrollo nutricional, no importa si decidiste comenzar con una alimentación complementaria a las cuatro o a los seis meses. Lo importante es que sigas las recomendaciones de tu pediatra con respecto a las frutas que debas ofrecerle.

Compota de Manzana

Ingredientes

  • ½ Manzana madura.
  • 1 Taza de agua.
  • ¼ Taza de Fécula de Maíz (opcional)

¿Cómo preparar compotas caseras?

Preparación

Hierve el agua en una olla pequeña. Retira la piel y el hueso de la manzana, córtala en trozos pequeños, agrégala al agua hirviendo y retíralas del fuego cuando estén tiernas.

Puedes licuarla o triturarla agregándole poco a poco el agua en la que fue hervida para que no quede una preparación muy líquida. Si deseas agregarle consistencia puedes mezclar una cucharada de fécula de maíz en dos onzas de agua y adicionarlo a la compota.

Si quieres variar los platillos para tu bebé una excelente opción es preparar manjar de piña. Por supuesto, tal como hemos explicado anteriormente, esto dependerá de las frutas que sean aptas para el organismo de tu hijo. Para conocer la receta solo deberás hacer clic en: https://comolopuedohacer.com/preparar-manjar-pina

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 14 =