Cómo mejorar tu mal día

Cómo mejorar tu mal día
Valor este articulo

¿Te ha pasado alguna vez que te levantas y sientes que va a ser un mal día? La alarma no sonó y se te hizo tarde, el tráfico es terrible, la gente que te atiende en los establecimientos es antipática, llueve y no tienes sombrilla, se daña el carro, los compañeros de trabajo te irritan, tu pareja no te entiende… En fin, todo lo que podía salir mal sucede y lo que no podía también lo hace.

Cómo mejorar tu mal día

¡No te preocupes! Todos hemos tenido un par de días como esos en una u otra ocasión, y muchas veces hemos reaccionado con irritación y nos hemos desquitado con quienes no lo merecían. Pero no es imposible arreglar un día que no comenzó como lo esperábamos. ¡Todo es cuestión de actitud!

Respira hondo y observa

Cuando sientas que estás bajo mucha presión o que todo está saliendo mal deja lo que estés haciendo por un minuto. Respira hondo y observa a tu alrededor. ¿Qué ves? O mejor dicho, ¿qué objeto, persona, cosa, situación o característica que observas te gusta? Piénsalo o incluso dilo en voz baja. Precisa todo lo que te gusta o lo que te parezca hermoso, y que se encuentra a tu alrededor, incluso los detalles más pequeños o que puedan parecer insignificantes.

Cómo mejorar tu mal día

Luego piensa en otras cosas que te gustan (aunque no puedas verlas en estos momentos), qué te hace feliz, qué te hace reír, qué amas… Este ejercicio, además de centrarte y ayudar a que le prestes atención a los detalles, permite que te des cuenta de que aunque el día haya comenzado mal, aún hay cosas que pueden alegrarte o hacer que esboces una sonrisa.

Mantén la calma al hablar con gente irritante

Cuando estamos irritados podemos contestar de mala manera a nuestros interlocutores, sean conocidos o desconocidos, y estos a su vez pueden respondernos de la misma forma. Esto se debe a que cuando estamos molestos buscamos, consciente o inconscientemente, enfadar a los demás. Si alguien actúa con antipatía no puedes seguir su juego o podría arruinarte el día. Actúa calmadamente, piensa que tu interlocutor puede estar teniendo un mal día o haber recibido una mala noticia y estar molesto.

Cómo mejorar tu mal día

Míralo a los ojos y piensa qué te gusta de ella o él. Si lo conoces, piensa en sus rasgos positivos, ¿qué característica o actitudes que tiene te agradan? Si no lo conoces, detalla algún rasgo físico que te parezca agradable: color de ojos, color de uñas, estilo de ropa que usa, entre otras. Verás que se te hará más fácil contestarle calmadamente si piensas en sus atributos y no te concentras en la actitud que tiene en ese instante. Siempre mira el lado positivo y dile no al mal día.

Si una situación en particular es la que te está haciendo pasar un mal día, aprende a deshacerte de ella y conoce cómo superar una mala racha en el siguiente enlace: https://comolopuedohacer.com/como-superar-una-mala-racha

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 5 =