Cómo cuidar un tatuaje

Cómo cuidar un tatuaje
Valor este articulo

Una vez que seleccionemos el diseño de lo que nos queremos tatuar y estemos totalmente seguros de lo elegido, es necesario buscar el sitio donde nos tatuaremos y, por supuesto, a la persona indicada para que nos realice lo que tanto queremos.

Ya tatuados tenemos el siguiente paso: curarlo. Aquí es donde solemos fallar un poco, puede que sea la primera vez que nos tatuemos y no sepamos cuáles son los cuidados que estos necesitan para que sanen y cicatricen bien, ya que, aunque suene demasiado directo, un tatuaje es una herida abierta.

Por eso, aquí te vamos a ayudar con unos consejos muy básicos y sencillos que te orientarán si no sabes cuáles son los pasos a seguir para que tu tatuaje se mantenga en buenas condiciones.

Cómo cuidar un tatuaje

Limpieza, cuidados y situaciones que se deben evitar

Una vez terminado el proceso del tatuado, el tatuador procederá a cubrir la zona con una especie de vendaje, este vendaje deberás dejarlo aproximadamente como mínimo 2 horas y como máximo 24 horas. El uso que se le da a este vendaje es el de protección al tatuaje de todas aquellas bacterias que puedan penetrar en la piel herida.

Cuando haya transcurrido el tiempo, es recomendable que al momento de retirar el vendaje sea limpiada la zona. Preferiblemente hazlo con sumo cuidado ya que el área suele estar muy sensible al tacto.

La mayoría de los tatuadores recomiendan lavar el tatuaje con agua templada junto con un jabón antibacteriano o antimicrobiano sin ningún tipo de olor. Este paso te ayudará a remover los restos de sangre, plasma o tinta que queden sobre tu piel, por lo que es importante seguirlo, de lo contrario es posible que el tatuaje forme una costra en tu piel.

Cómo cuidar un tatuaje

Evita las toallas, esponjas vegetales y cualquier otro tipo de esponja para limpiar el tatuaje, ya que estas pueden tener bacterias. Igualmente, mientras utilices el jabón recomendado por tu tatuador, no permitas que otra persona haga uso de él.

No insertes directamente el tatuaje bajo el agua, lo recomendable es lavarlo de manera indirecta. Una vez lavado el tatuaje, déjalo secar al aire o simplemente toma una servilleta y, mediante algunos toques, ve secando las zonas húmedas. Evita frotar tu tatuaje, esto provocará irritación en tu piel.

Una vez que se haya secado el tatuaje es importante aplicar una crema, la cual sirve para hidratar la zona de la piel en donde fue realizado el tatuaje. Esto ayudará también con la cicatrización. Lo mejor es seguir aplicando este producto durante tres semanas.

Cómo cuidar un tatuaje

Es normal que durante el proceso de curación del tatuaje tu piel genere algunas costras, sin embargo, te recomendamos evitar arrancarlas. Si llegas a desprender alguna de ellas corres el riesgo de que el tatuaje no cicatrice bien o se corra la tinta.

Aunque pueda parecer obvio, una vez te tatúas debes evitar rascarte la zona y exponerte al sol de manera directa. Lo ideal es mantener el tatuaje oculto por aproximadamente tres meses, de lo contrario los rayos del sol podrían aclarar el tatuaje, haciendo que se vea poco estético.

Si próximamente planeas ir a la playa, lo mejor es que leas los consejos que tenemos preparados para ti en el siguiente artículo: Cómo cuidar mi tatuaje al momento de ir a la playa: https://comolopuedohacer.com/cuidar-tatuaje-al-momento-ir-la-playa

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 14 =