Cómo aplicar primeros auxilios en caso de cortaduras

Cómo aplicar primeros auxilios en caso de cortaduras
Valor este articulo

Día a día se realizan actividades en el hogar, en el trabajo, en el lugar de estudios, entre otros; algunas de estas actividades pueden conllevar a un riesgo y aunque seamos cuidadosos y tengamos experiencia realizándolas, lo cierto es que los accidentes ocurren. Las cortaduras son uno de los accidentes más comunes y pueden variar, desde las más leves (superficiales) hasta las graves o profundas (pueden afectar nervios y/o tendones).

Cómo aplicar primeros auxilios en caso de cortaduras

A las cortaduras también se les llama laceraciones y no solo son causadas por cuchillos y objetos filosos. Por ser una ruptura de la piel, pueden deberse a picaduras, pinchazos, mordidas, entre otras. En más de una ocasión nos habremos cortado o visto cómo uno de nuestros familiares se cortaba realizando una actividad tan rutinaria como cocinar o cortar algún material para trabajo en el hogar. En esos casos, siempre es bueno saber qué debemos hacer o cómo debemos emplear los primeros auxilios (en caso de que la herida no sea leve) para evitar complicaciones o una posible infección.

Cortaduras de poca gravedad

Este tipo de heridas se deben lavar muy bien con agua y jabón o algún antibacteriano, y luego aplicar algún antiséptico (como una solución con yodo, en personas no alérgicas). Generalmente, los desinfectantes y los antisépticos se compran y se guardan en nuestros hogares para casos como estos.

Después de desinfectar la herida es recomendable cubrirla con un vendaje que no se adhiera a ella. Mucha gente sopla las heridas para secarlas, eso no debe hacerse, ya que hay muchas bacterias en nuestra boca y la saliva no debe entrar en contacto con una herida abierta; tampoco debemos exponer las heridas recientes al sol.

Cómo aplicar primeros auxilios en caso de cortaduras

Si una cortadura menor sangra, es útil presionar directamente el área afectada, por varios segundos o minutos, para detener el sangrado. Esto con el fin de impedir el paso de la sangre y darle tiempo para que se coagule y forme una costra.

Cortaduras graves

Son mucho más difíciles de tratar y en el mayor de los casos requieren asistencia y evaluación en un centro de salud. Los primeros auxilios para este tipo de heridas se concentran un poco más en qué no debemos hacer.

Como con las leves, si sangra debemos presionar el área afectada hasta que se detenga, si después de algunos pocos minutos aún no se detiene, tenemos que trasladarnos a un centro de salud o llamar a emergencias. Si la cortadura fue provocada por algún objeto que sigue incrustado en la herida, no lo remuevas bajo ninguna circunstancia. Si fue provocada por un metal oxidado, por un objeto sucio o viejo, por una mordida de animal o si la cortadura luce muy inflamada (posible infección), busca atención médica inmediatamente.

Cómo aplicar primeros auxilios en caso de cortaduras

Tratar las cortaduras con rapidez es la mejor forma de evitar infecciones e impedir que se agrave el problema, evitando complicaciones. Por ello, te recomendamos siempre tener a la mano un botiquín de primeros auxilios. En caso de que no sepas cómo elaborarlo, ¡no te preocupes! A continuación aprenderás cómo preparar un botiquín de primeros auxilios: https://comolopuedohacer.com/como-preparar-botiquin-primeros-auxilios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + seis =