Cómo hacer una torta negra

Se acerca la Navidad y las cocinas del mundo ponen manos a la obra para hacer las más deliciosas comidas y postres. Un dulce que posee gran popularidad en diversos lugares del mundo es la torta negra, ya que la misma se compone de una exquisita mezcla de sabores para el paladar.

Hoy te contaremos paso por paso cómo hacer una torta negra y con ello deleitarte con este exquisito postre que dedicamos a la Navidad.

Cómo hacer una torta negra

Un mundo de sabores

La torta negra es un postre de origen galés, que lleva dos siglos siendo preparada en los  fogones de diversos lugares del mundo. Esta torta se caracteriza por prepararse en la época navideña y en su preparación participan elementos de los más diversos aromas y sabores.

Lo primero que necesitas si vas a hacer este suculento postre galés es:

  • Harina de trigo leudante
  • Azúcar
  • Mantequilla
  • Huevos
  • Cacao en polvo o una barra de chocolate negro
  • Canela en polvo
  • Nuez moscada
  • Polvo de hornear
  • Frutilla confitada
  • Orejones (de manzana y durazno)
  • Pasas
  • Uvas pasas
  • Nueces
  • Ron

Cómo hacer una torta negra

La preparación de esta suculenta torta

Una vez tengas en el mesón todos los ingredientes, el siguiente paso que debes hacer es poner manos a la obra.

  • En un bol grande y seco agrega la harina tamizada, el polvo de hornear, la canela, la nuez moscada y el cacao en polvo. Bate hasta que todos los elementos secos y en polvo se integren por completo.
  • En un sartén coloca la frutilla confitada, las pasas y las uvas pasas (estas últimas picadas previamente). Cuando se estén calentado, agrega el ron y deja que las frutas adsorban esta bebida por completo. Deja enfriar y después agrégales un poco de harina.
  • Coloca en otro bol hondo la mantequilla y el azúcar, y bate hasta que tomen una consistencia homogénea.
  • Agrega los huevos a la mezcla y bate hasta integrar los tres elementos.

Cómo hacer una torta negra

  • Ahora ve agregando la mezcla que anteriormente realizaste con la harina y los ingredientes secos. Bate hasta lograr una textura homogénea y cremosa.
  • Vierte las frutas cocinadas en la mezcla y une la mezcla con la ayuda de una cuchara de palo, haciendo movimientos envolventes.
  • Lleva al horno por 45 minutos a 350° centígrados.
  • Deja enfriar y decora con azúcar glas y frutos secos.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − ocho =