Cómo hacer una rica salsa de alioli en casa

Cómo hacer una rica salsa de alioli en casa

El alioli es una riquísima crema protagonista de la gastronomía mediterránea. Como acompañante de pescados, mariscos, papas fritas, verduras y carnes es aceptada por todo el mundo. Su preparación es muy sencilla. La hace especial es ese sabor inconfundible del ajo que fortalece el sabor de la comida acompañante. La presentan generalmente en un envase tipo mortero, impactando no solo el sentido del gusto sino también de la vista.

Por donde se le mire o pruebe, la rica salsa de alioli encanta y enamora. Es realmente irresistible. Va de la mano en cenas ligeras, con cualquier tipo de carnes y hasta con los pasabocas.

Cómo hacer una rica salsa de alioli en casa

Ingredientes necesarios para la salsa de alioli

La receta original exige un mortero para ir machando poco a poco los ajos. Si tienes paciencia puedes hacerla de esta manera. Aunque la gran mayoría en la actualidad utiliza su batidora y el resultado es bastante agradable.

  • Un vaso de aceite de oliva virgen extra
  • Un poco de zumo de limón recién exprimido
  • 2 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • Perejil fresco puede ser opcional, aunque refuerza mucho el rico sabor de la salsa
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • 1 cucharadita de mostaza

Preparación de la salsa

Si la vas a preparar de manera tradicional, toma el mortero y coloca allí los dientes ajos ya pelados. Machaca hasta lograr que queden totalmente triturados. Añade un poco de sal al proceso para facilitarlo y agregar sabor. En el caso de no contar con mortero se puede utilizar cualquier otro objeto duro para machacar los dientes de ajo. Alguno suelen usar piedras especiales para ello.  Dejas en reserva.

Cómo hacer una rica salsa de alioli en casa

En un bol ahora mezcla la mostaza con la yema de huevo. Hazlo con algo de energía y poco a poco, sin parar, vas agregando el aceite poquito a poquito, un hilo. Con este cuidado agregas un cuarto de aceite, ya luego puedes añadirlo de forma más rápida. Empezará a espesar la mezcla, momento de agregar el jugo de limón. Justo en este momento incorporas el ajo machacado y el agregado que quieras: perejil, albahaca, etc.

Hora de probar y rectificar sabor. De acuerdo a tu gusto se añade algo más de sal y pimienta, incluso limón si así lo consideras.

En el caso de utilizar la batidora, luego de pelar los dientes de ajo, pícalos en rodajas muy finas. Agregas a la batidora junto con el huevo, mostaza y un buen chorro del aceite. Comienza a batir y no levantes las varillas hasta que observes se hayan unido los ingredientes. Sin parar ve incorporando de a poquito, pero constante el resto del aceite hasta conseguir la consistencia deseada. Luego el jugo de limón sin parar de batir. Ya lista rectifica sal y pimienta.

 

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 8 =