Como hacer una mascarilla de parchita

Como hacer una mascarilla de parchita
Valor este articulo

La parchita, o también llamada en otros países maracuyá o fruta de la pasion, es una planta pasiflora, originaria de Centroamérica, cultivada en abundancia en Colombia, Brasil, Panamá y costos países de Latinoamérica. Es una planta trepadora, que puede logra medir hasta 9 metros, con una raíz perenne. Sus hojas se dividen en 3 lóbulos agudos, dentados.

Su flor es aromática, compuesta por pétalos blancos, es una flor bellísima, por su forma, color y aroma. Algunos botánicos, le dicen a esta flor pasión de cristo.

La fruta de la parchita, es una fruta carnosa, del tamaño de una naranja, de color amarillo brillante, y su pulpa es jugosa llena de semillas, es comestible de cualquier forma, bien sea en jugo, o comerse directamente como pulpa.

Esta fruta, es rica en vitamina C, y es muy usada en la gastronomía, por ser uno de los cítricos más sabrosos, y por su color. También es usada actualmente el mundo de la belleza, ya que se ha vuelto muy importante como ingrediente cosmetológico, en la industria de la dermatología.

Beneficios

Además de tener una gran cantidad de beneficios para nuestra salud, la parchita también contribuye de manera estética a nuestro cuerpo ayudando a mantener, la piel suave y brillante, por su alto contenido en vitamina C. Aporta beneficios, para el cabello, y es aclarador para la piel, con manchas. Además de ser un producto rejuvenecedor.

Tratamientos casaros mascarilla de parchita

Parchita como exfoliante

Las semillas de parchita son una forma de exfoliar la piel, al frotar sobre la piel, se elimina las impurezas y retira las células muertas.

Preparación

Limpia el rostro, con abundante agua. Luego, abres una fruta de parchita, retira la pulpa, y esparce en todo el rosto, aplicando masajes circulares en todo el rostro. Dejar actuar por espacio de 10 minutos, luego retirar con abundante agua tibia.

Mascarilla de parchita para la piel suave y elástica

En un recipiente de vidrio, deposita las semillas de maracuyá, con dos cucharadas de miel tibia, mezcla la preparación. Una vez echa esta pasta, colocarla en la zona que deseas de la piel bien en el rostro, cuello u otro sitio. Aplicar con una brocha de cerdas muy suaves, y dejar actuar por espacio de 15 minutos. Pasado el tiempo retirar con abundante agua y jabón de miel, o glicerina.

Mascarilla de maracuyá para la caspa

El cabello debe estar húmedo. Batir en una licuadora, la pulpa de la parchita, y aplicar en todo el cuero cabelludo. Dar masajes en el cuero cabello, luego retirar esta mascarilla con abundante agua, y proceder al lavado normal.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + dieciocho =