Cómo hacer una manicure sencilla

La manicure es una de las formas de consentir las manos y hacer que las uñas se vean muy bien. Este tipo de tratamientos se dan en salones de belleza, aunque es posible llevarlos a cabo en la comodidad del hogar, sin la necesidad de tener que pagarle a alguien.

Una manicure sencilla puede ser llevada a cabo por casi cualquier persona, de modo que no es necesario tener una profesión dentro del área de la estética para darle un estilo especial a las uñas.

Cómo hacer una manicure sencilla

Comenzar la manicure

Para hacer una manicure sencilla se comienza poniendo las manos a remojar en un poco de agua tibia con una pequeña rodaja de naranja. Se dejan las manos por unos pocos minutos y luego se sacan y secan con un paño limpio.

Una vez que las manos estén secas, se debe quitar el esmalte que había en las uñas con ayuda de un producto quitaesmaltes, para terminar limando las uñas y cortándolas en caso de que sean muy largas. También se puede dar forma a la cutícula con ayuda de un palito de altura.

Cómo hacer una manicure sencilla

Terminar el tratamiento

Para hacer una manicure sencilla es necesario mantener unas uñas limpias y libres de todo tipo de suciedad, lo que no es tan difícil, ya que no es necesario contar con productos costosos o profesionales. Cuando se tengan las uñas limpias se puede comenzar a pintar.

Cómo hacer una manicure sencilla

Pintar es lo más resaltante a la hora de  hacer una manicure sencilla. La persona usa el esmalte de su preferencia y lo aplica en cada uña cuantas veces sea necesario, para hacer que la uña quede bien pintada de manera uniforme. Se pueden hacer algunos detalles o diseños especiales.

Para terminar con la manicure, se debe aplicar un poco de brillo especial de uñas, para hacer que el esmalte dure más tiempo y la uña sea más resistente.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 9 =