Cómo hacer una limpieza preventiva del radiador del vehículo

 

Cómo hacer una limpieza preventiva del radiador del vehículo

El sistema de enfriamiento de un vehículo depende directamente de la circulación del líquido refrigerante. Si esta llega a verse interrumpida, es posible que el motor sufra una subida drástica de temperatura.

En algunas ocasiones debemos extraer todo el líquido del sistema para limpiarlo de algunos residuos, producto de la oxidación del refrigerante dentro del radiador. El procedimiento tiene doble función, debido a que el recipiente donde se almacena el líquido también será limpiado en su totalidad. Es sencillo y se completa en 6 pasos.

Procedimiento

Asegúrate de que la temperatura del motor esté en su punto más bajo, es decir, debe estar completamente frío.

Al recipiente del refrigerante llegan dos mangueras. La primera nace en el radiador y otra en el motor. Ambas deberían estar aseguradas en el extremo por una abrazadera. Con un alicate aflójala y extrae la manguera del extremo que llega al recipiente. Todo este proceso debe ejecutarse con el motor apagado.

Necesitarás ayuda de otra persona, o en su defecto, tener ubicado el anclaje de aceleración del motor. Enciende el vehículo y mantén la aceleración a un ritmo constante. Verás como de la manguera extraída saldrá líquido refrigerante.

Debes tener una manguera conectada a una toma de agua. De esta manera, se irá llenando el recipiente mientras va circulando el agua. El proceso se extenderá hasta que observes que el agua sale completamente limpia.

Cuando esto suceda, cierra la manguera. Deja que salga un poco más de agua del sistema de enfriamiento y vuelve a insertarla en el recipiente. Apaga el motor, completa el agua con líquido refrigerante y cierra el surtidor.

Cómo hacer una limpieza preventiva del radiador del vehículo

Es importante cuidar el sistema de enfriamiento

Cuidar el sistema de enfriamiento de nuestro vehículo es de vital importancia. Esto permitirá que el motor dure más tiempo funcionando de manera óptima. No tendremos que preocuparnos por sellos quemados por el recalentamiento, o válvulas dobladas por el calor.

Revisa con frecuencia el nivel del líquido refrigerante, especialmente si tienes pensado hacer viajes largos. En el caso de que tu sistema de enfriamiento funcione con agua, es recomendable que el agua usada contenga la menor cantidad de minerales posibles. Una de las fuentes de agua desmineralizada que tenemos en el hogar es el líquido que expulsan los aires acondicionados.

Hay ciertos procedimientos para el mantenimiento de tu vehículo que puedes ejecutar desde tu hogar sin mayor problema. Solo debes tener conocimiento suficiente o alguien que pueda guiarte. Lo importante es la seguridad de que el auto se desplaza sin ningún tipo de problema.

Cómo hacer una limpieza preventiva del radiador del vehículo

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 2 =