Cómo hacer una carta de San Valentín

Cómo hacer una carta de San Valentín
5 (100%) 1 vote

En San Valentín es común regalar flores y chocolates. Sin embargo, con el paso de los años y la llegada de la tecnología uno de los regalos antiguos más obsequiados ha quedado en el pasado: las cartas. Si este 14 de febrero quieres obsequiarle algo aún más especial a tu pareja actual, acabas de llegar al lugar indicado. En las próximas líneas te enseñaremos cómo hacer una carta de San Valentín. Busca todo lo que necesitas y regálale a tu pareja algo que realmente aprecie.

¿Qué necesitarás?

Para poder hacer una carta de San Valentín necesitarás algunos instrumentos. El primero de ellos es, por supuesto, una hoja blanca o con líneas. En la que escribirás a puño y letra tus sentimientos más sinceros por esa persona. También es necesario que busques un lápiz, bolígrafo o marcador de punta fina, para poder plasmar tu letra en la hoja. Si lo deseas, puedes buscar algún sobre y stickers que te permitan guardar y decorar la carta de San Valentín.

Si no eres muy bueno expresando tus sentimientos mediante palabras, ¡tranquilo! No hagas el regalo apresurado. Tómate el tiempo que consideres necesario para conseguir la inspiración necesaria e informarle a él o ella lo mucho que lo quieres. Un buen método para inspirarte es observando una foto de la persona que tanto amas. También puedes recordar todos los momentos (buenos o malos) que han pasado juntos.

No copies textos de Internet, ¡sé creativo!

Lo importante de la carta de San Valentín es que seas tú mismo la persona que redacte el texto. Hoy en día podemos encontrar millones de palabras y frases bonitas en Internet. Sin embargo, el mejor detalle que podrías hacerle a esa persona sería expresar sinceramente lo que sientes por él o ella. Por lo tanto, olvídate de buscar inspiración o copiar cartas que haya en la red. Posiblemente tu pareja se dé cuenta y, créeme, no será un lindo detalle.

Si te equivocas mientras estás escribiendo la carta, ¡no hay problema! Busca una nueva hoja y continúa con tu escritura. Las mejores cosas no salieron bien la primera vez que se realizaron, por ello, practica y repite las veces que sean necesarias aquella carta que tu pareja tanto amará.

Cuando acabes con el texto, no olvides firmarlo con tu nombre y colocar la fecha de San Valentín y el año en el que lo hayas escrito. A futuro, esa carta será un hermoso recuerdo que tu pareja guardará.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 12 =