Como teñir la ropa con cúrcuma, de forma sencilla en tu hogar

Como teñir la ropa con cúrcuma, de forma sencilla en tu hogar
Valor este articulo

Siempre tenemos ropa, que no se usa, porque su color ha desaparecido, o porque ya no está manchada. Existe una manera rápida y sencilla, de cambiar ese color, por un color nuevo, solo tenemos que pensar cómo hacerlo de manera económica, práctica y sencilla en el hogar.

Procedimiento

A continuación, te decimos varias formas de cómo hacerlo, así fácil.

Primero, que todo, elige las prendas que vas a teñir.

Segundo buscar la cúrcuma, que sea natural, y para que puedas utilizar para teñir la prenda utilizando la lavadora, es la misma cúrcuma de utilizamos en la cocina.

Tercero: Revisar la prenda si tiene botones, o cierre. Luego procede a pesarla, para que puedas saber la cantidad de líquido que vas utilizar.

Cuarto: Buscar un recipiente suficientemente grande donde quepa la cantidad de líquido que necesitas.

Quinto: Disolver, el tinte en el agua, hasta que la mezcla que homogénea, revuelve tantas veces sea necesario.

Sexto: echar este líquido en la lavadora, y que el agua que arrojaste cubra completamente la prenda que deseas que cambie de color.

Séptimo: echar una cucharada de sal para que el color se fije.

Octavo: poner la lavadora en lavado de ciclo rápido.

Noveno: Una vez que la lavadora, termine, saca la pieza teñida, y ponla a secar a la sombra.

Decimo: Limpia la lavadora para eliminar los residuos dejados.

¿Qué tipo de ropa se puede teñir?

Se puede teñir, todo tipo de ropa de algodón, como suéteres, medias, bufandas, pañuelos, toallas, shorts, y zapatos entre otros.

Remueve las manchas de esmalte de uñas de tu ropa.

  • Teñir, con diseño: Puedes teñir la ropa dándole un diseño, creando bonitas figuras, es muy sencillo, solo necesitas amarrar las mangas, y los ruedos, con un pabilo, o cabulla. Y luego sumerges la prenda en el agua hirviendo, con el colorante, y deja hervir por espacio de 15 minutos. De este modo, solo quedará teñido lo que has sumergido en el agua.
  • Y así vas amarrando, las partes que quieras de ese color, y el tiempo de duración lo vas cambiando. De este modo, las partes teñidas quedarán de desigual color.
  • Lavado: Dependiendo del tipo de tinte, que hayas escogido, retiras la prenda del recipiente, donde lo estas tiñendo. Déjala escurrir, y luego lávala con detergente y agua fría y poner a secar a la sombra.

Si deseas algún acabado especifico te recomendamos utilizar los tintes de ropas convencionales.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × dos =