Cómo tejer una bufanda con patrón de cartón

Cómo tejer una bufanda con patrón de cartón

Tejer una bufanda con un patrón de cartón es más fácil de lo que parece. Así que no te desanimes antes de intentarlo. Presta atención a estos pasos y verá cómo lo consigues.

Haciendo el patrón

Primero diseñaremos y construiremos el patrón con el cartón de una o más carpetas de oficina. Debe quedar con los lados largos aserrados, como una cortadora de madera o metal. Para esto, utilizamos las carpetas, cinta adhesiva y grapas. Cortamos bandas anchas de cartón, las unimos con la engrapadora, luego cubrimos las grapas con cinta adhesiva para que no se enreden los hilos en las uniones y, por último, les hacemos los bordes dentados con ayuda de una tijera. Hay tijeras de manualidades que hacen cortes tipo sierra, ondulados y mordidos.

Como tejer una bufanda con patrón de cartón 2

Comenzando a tejer

Procedemos a trenzar los hilos seleccionados para el tejido. Empezamos amarrando un hilo de un color a uno de los extremos, en el primer diente de la sierra. Al otro lado, atamos el otro hilo de otro color. Esto ayudará a crear un diseño bicolor, y facilita hacerle figuras al tejido y adornos. Seguidamente, comenzamos a pasar los hilos de un lado al otro, alcanzando siempre el diente subsiguiente hacia abajo del otro lado, de modo que el cruce se vea diagonal y no recto. Esto asemeja al trenzado de las agujetas de zapatos, solo que no tenemos hoyitos por donde pasa la trenza sino dientes de una sierra de cartón.

Como tejer una bufanda con patrón de cartón 1

Una vez atravesado todo el rectángulo, podemos hacer otra capa de tejido con otros colores de hilo, para darle un toque especial al diseño. Pasamos el hilo intercalado entre los cruces ya hechos, uno por encima, otro por debajo de los hilos que atraviesan el rectángulo. Esto también lo podemos lograr haciéndole dientecitos a los otros dos lados del rectángulo. Es similar a lo que se hace con un telar, pero en lugar de esto, tenemos una sierra de cartón. El resultado final, es una especie de malla de hilos. Antes de retirar la bufanda del cartón, halamos suavemente los hilos para que se ajusten y cortamos las puntas. Rematamos haciendo nudos en esos extremos

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 1 =