¿Cómo sembrar vegetales verdes?

¿Cómo sembrar vegetales verdes?

Con la alza de los precios, muchos buscamos alternativas para ahorrar costos en las compras para la comida de casa. Por tanto, estos consejos sobre cómo sembrar vegetales verdes son muy útiles. Aunque no se cuente con un gran espacio en la casa, hay algunos que crecen fácilmente en cualquier condición.
vegetales-2

Cómo sembrar vegetales verdes en una maceta

Antes de llevar los vegetales al refrigerador, cortamos a 3 cm de la raíz dejando esta intacta. El resto de la planta es lo que usaremos para cocinar. La raíz la vamos a colocar en una pequeña maceta. Luego cubrimos con tierra y regamos. Es importante que, al sembrar vegetales, procuremos regar la planta al menos una vez al día. Esto debe hacerse hasta que nazcan de nuevo las hojas.vegetales-1

Al sembrar vegetales verdes hay que tener en cuenta a aquellos que son capaces de crecer en distintas condiciones. Con ello podemos ahorrar un poco de dinero. Estos son: ajoporro, cebollín, perejil, cilantro, célery (apio español), las lechugas, espinacas y acelgas. Algunos frutos, como el pimentón y el ají (dulce o picante), pueden crecer fácilmente en una maceta.

Cómo sembrar vegetales verdes en agua

Otra forma de cultivar comida en casa es usando un recipiente con un poco de agua. En este vamos a colocar la raíz de la planta, procurando que tenga una pequeña porción del tallo. La planta tomará todo lo necesario de esa agua y crecerá en pocos días.

Si disponemos de un jardín

Si tienes jardín, para sembrar vegetales verdes lo mejor es que hagamos un pequeño huerto. Primero aramos el terreno y lo fertilizamos. Allí haremos surcos lineales y sembraremos una raíz de cada planta, a 20 cm de distancia una de otra. Hay que tratar de mantener esta separación. De otra forma, los vegetales pueden dañarse o ligarse los sabores, si las plantas crecen juntas. Regaremos a diario como lo haríamos con las plantas en maceta, pero usando el patio de la casa como huerto.vegetales-3

Como ves, sembrar vegetales verdes no es tan difícil como crees. Sólo debes poner empeño, buscar unas cuantas macetas y comenzar a sembrar.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 − 1 =