Cómo hacer un rico postre con fresas

Para hacer un rico y delicioso postre que contenga fresas, hay que estar atento a los sabores que vamos a mezclar. Las fresas tienen una larga historia y han deleitado a la humanidad desde la época de los romanos. A lo largo de la historia, han sido usadas en el contexto medicinal para aliviar problemas digestivos, irritaciones de la piel y para blanquear los dientes. Además, interviene en el crecimiento óseo, tejidos y sistema nervioso en los niños. Es favorable en situaciones de estrés, estreñimiento, es anticoagulante y beneficiosa en la formación de glóbulos rojos y blancos.

Los ingredientes para hacer el postre

En esta oportunidad para poder realizar un postre necesitaremos algunas fresas frescas, crema y leche condensada. Con esto, podremos preparar un rico bocadillo el cual disfrutaremos de forma deliciosa. Recuerda que el postre con fresa debe ser tratado con cuidado. Observando el buen estado de las frutas y contrastando que los productos no se hayan vencido. Trataremos de hacer en esta oportunidad, una cubierta de fresas con crema que nos hará saborear el cielo en un mordisco.

Hay varias maneras de hacer el postre de fresas

Como toda buena técnica culinaria, hay que empezar seleccionando las mejores fresas que podremos encontrar en el mercado. Las fresas son unas exquisitas frutas que se pueden conseguir principalmente durante los meses de primavera y verano. Mientras más grandes y jugosas se vean, mejor sabrán con nuestro rico plato. Una vez escogidas del mercado-huerto donde las hayamos extraído, debemos lavarlas muy bien para remover cualquier sucio que quede en su superficie. Luego, colocamos las fresas en una tabla para que sean cortadas en mitades y posteriormente en cuartos. Luego, la crema la bates y la pones en el congelador por 30 minutos. Al finalizar, mezclas la crema fría con leche condensada y la fresa. Un plato divertido y sencillo con fresas.

Existe otra forma de preparar un rico postre con fresa. Es haciendo gelatina sabor a fresa e incrustándole trozos de la preciada fruta. Puedes además probar con trufas de fresas, helados de fresas, entre otra inmensa variedad de recetas. Solo hace falta tener creatividad y saber que la fresa sabrá bien con casi cualquier receta que quieras. Puedes meterlas en chocolate puro y hacer una especie de chupeta de fresa bastante deliciosa. En lo que tiene que ver con sus propiedades y beneficios, las fresas son capaces de combatir la anemia y la deficiencia nutricional. Así como prevenir las infecciones en el organismo. Así que, por ésta última razón es bastante saludable consumir este tipo de frutas sin importar la forma. ¡Delicioso!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 2 =