¿Cómo diferenciar el hambre de los antojos?

Tabla de contenido

El proceso digestivo es uno de los más importantes del cuerpo humano, en él son separados los nutrientes, proteínas, grasas y carbohidratos que consumimos a lo largo del día. Sin embargo, en ocasiones, el estómago puede generarnos sensaciones que son difíciles de distinguir, como es el caso del hambre y de los antojos.

Si quieres conocer cómo diferenciar el hambre de los antojos es momento de que continúes leyendo y aprendas estas diferencias que, sin duda, te serán de gran utilidad para tu día a día.

¿Cómo diferenciar el hambre de los antojos?

El hambre

La palabra hambre hace referencia a vacío o escasez, este término suele aplicarse cuando una persona no ha comido alguno de los platos diarios y, por ende, su estómago genera diversos ruidos que, si pones atención, son fáciles de escuchar. El hambre puede producirse en cualquier momento del día, ya que depende enormemente de si comiste o no por la mañana, la tarde o la noche.

Los antojos

Por su parte, los antojos son simples sensaciones que se generan en nuestro cerebro con alimentos o platos que forman parte de nuestros favoritos. Los antojos suelen ser, por lo general, de comida dañina, como comida chatarra o dulces; aunque este punto también suele depender de los gustos de cada quien.

¿Cómo diferenciar el hambre de los antojos?

Ahora bien, ¿cómo diferenciar el hambre de los antojos? Es muy fácil. El hambre se produce, específicamente, en el estómago; mientras que los antojos aparecen en nuestro cerebro y boca, por ello es que, al ver una imagen deliciosa, se utiliza la expresión “agua la boca”.

También es importante destacar que el hambre puede venir acompañada de dolores estomacales o de cabeza. Sin embargo, los antojos son simples deseos que se presentan en nuestro cuerpo cuando nos provoca comer algo determinado.

¿Cómo diferenciar el hambre de los antojos?

Conociendo la diferencia entre el hambre y los antojos podrás determinar cuándo es realmente el momento de comer y, así, brindarle a tu organismo los nutrientes necesarios para disfrutar de mucha energía a lo largo del día. En caso contrario, cuando notes algún antojo podrás eliminar dicho deseo de tu cerebro y continuar normalmente con tu rutina.

No olvides que, en ocasiones, cumplir tus antojos puede hacerte salir de tu dieta, sobre todo si te encuentras en la búsqueda de pérdida o control de peso corporal. Por ello, es estrictamente necesario que, además de conocer la diferencia entre hambre y antojos, te alimentes saludablemente en cada uno de los platos diarios, sobre todo si hablamos del desayuno, puesto que, como bien debes saber, es el más importante dentro de la dieta diaria.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =