Cómo restaurar una despensa de madera

Supongamos que hemos encontrado una vieja despensa de madera en el tiradero, o alguien la va a desechar y nos la entrega para que recuperemos algo de ella. Como la madera tiene tantos usos, muchas personas optan por desarmarla y hacer otras cosas con el material, pero, en este breve tutorial, vamos a aprender cómo restaurar una despensa de madera, de modo que podamos usarla siempre de la misma forma, sin llegar a la necesidad de desarmarla.

Limpiar la despensa

Lo primero que haremos para restaurar una despensa de madera, es limpiarla, para ello podemos usar un trozo de tela con agua, además de limpiar la suciedad, también se rehidratará la madera y se le podrá eliminar algunas partes que estén demasiado deterioradas, lo importante es secarla después de este proceso para que no se pudra, no se debe dejar a la intemperie.

Seguidamente, tomaremos un papel de lija y comenzamos a raspar la superficie con él, de modo que todas las zonas dañadas por acumulación de moho y otros hongos desaparezcan, también esto ayudará a preparar la superficie para recibir una nueva capa de pintura o barniz.

Ya habiendo lijado toda la superficie, vamos avanzando en el proceso de restaurar una despensa de madera y ya está tomando una nueva imagen. Ahora procedemos a aplicar un poco de líquido restaurador o protector para madera, (es una solución espesa generalmente, neutra y de olor un poco fuerte, aceitosa), al terminar de aplicarla, dejaremos secar un tanto ese aceite y comenzamos a aplicar con una brocha pequeña el barniz uniformemente, como restaurar una vieja despensa.

Pintando la despensa

Si deseamos pintarla de varios colores, se puede aplicar pintura de caucho antes de barnizar, cuidando de no usar la misma brocha para los diferentes colores, porque se podrían mezclar de modo indeseado, otra forma es prescindir del barniz y usar pintura de aceite de la misma que se usa para pintar metales. Por último, terminada de pintar, instalaremos las bisagras, aldabas y cerraduras, las manillas de las gavetas en caso de tenerlas y listo, tenemos despensa nueva.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − trece =