Cómo puedo mantener ordenada mi casa

 Cómo puedo mantener ordenada mi casa

El orden en la casa es una de las mayores preocupaciones que existen para todos. Lo difícil de mantener el orden se descubre en distintas situaciones. Puede ser cuando una persona comienza a vivir sola, o cuando pasa a tener una familia. En este post te daremos consejos para no procurar el caos dentro de nuestras cuatro paredes.

El orden dentro de nuestro espacio personal (escritorio de trabajo, habitación, casa, etc) , es una de las tareas más titánicas a las que han enfrentado muchas personas. Para hacer de esta labor algo mucho más sencillo, lo ideal al momento de decidirse a ser ordenado es establecer mentalmente el lugar de las cosas.

Cómo puedo mantener ordenada mi casa 3

Establece rutinas

Si todos los días dejamos las llaves de nuestro departamento en el guindador de llaves, es muy probable que siempre estén ahí. Si nos saltamos un día esta labor, puede que hayamos alterado el proceso de aprendizaje.

Psicólogos de la Universidad de Oxford mencionan que, para que el humano aprenda alguna nueva facultad, solo hay que aplicarla diariamente por 21 días. Con este argumento, respondemos a la pregunta de cómo mantener tu casa ordenada. Si colocas las cosas en el mismo lugar por 21 días seguidos, lo más probable es que ese hábito no cambie. El cerebro automáticamente asociará el lugar con el orden preestablecido.

Es una cuestión de memoria corporal. Si tu organismo detecta ciertos patrones, como la ubicación de las llaves, por ejemplo, no solo tenderá a buscarlas en ese lugar sino que también tenderá a dejarlas allí. Esto se debe a que así garantiza poder encontrarlas en el mismo sitio cuando se necesiten.

Cómo puedo mantener ordenada mi casa 2

Da un paso a la vez

El cerebro necesita un constante entrenamiento de fijación para poder ubicar las cosas de forma rápida. Pero si tratas de hacer el ejercicio con todos los objetos de tu casa al mismo tiempo (las toallas del baño, las llaves, tus libros, la tablet, etc.) será más difícil lograr el objetivo final.

Si se altera este nuevo orden preestablecido, todo tu trabajo de orden será en vano y deberás empezar de nuevo.  Ser ordenado se aprende, aunque no lo parezca. Si vives con tu familia (pareja e hijos), trata de incluir a todos en la nueva rutina. Esto es ideal para establecer un orden definitivo en el hogar. Además, para los más pequeños servirá de aprendizaje y así cuando crezcan no deberán enfrentar el mismo problema que tú.

 

 

 

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − uno =