Cómo puedo cuidar mi tatuaje

Te lo has hecho. Has dado el paso a tener en tu piel un recuerdo duradero de algo que quieres. Más allá de la discusión de lo que implica un tatuaje, cuidarlo es importante una vez realizado. Hay que tener en cuenta que, aunque un tatuaje se vea bonito, rudo, malvado o tierno, es piel nueva que debemos proteger y cuidar. Y claro, mantener la estética del tatuaje con el paso del tiempo.

Cómo puedo cuidar mi tatuaje

Cuidados de un tatuaje

El tatuaje es una herida, es lo primero que debemos concientizar. Como tal, seremos tratados de esa forma con gasa, vendas o papel fil y un poco de yodo. Las primeras 24 horas solo hay que dejarlo, ya que estará hinchado y dolerá un poco.

Cómo puedo cuidar mi tatuaje

El tatuaje, a partir de entonces se lava con cuidado y con jabón neutro tres o cuatros veces al día. Trate de no tocarlo y no usar ropa ajustada que evite que respire. Aunque suene imposible, no se rasque ni se quite las costras, ya que la piel está cambiando y dejará expuesta la dermis y puede infectarse. Sin contar que puede dañar el diseño de su tatuaje.

Cómo puedo cuidar mi tatuaje

Uso de antibióticos

Su mejor amigo en este proceso es la crema antibiótica que su tatuador le recetará. Esta tiene la función de “curar” su piel y mantener alejado a las bacterias. Religiosamente, aplique su crema diariamente. Adicional al uso del antibiótico, proteja su tatuaje contra el sol, ya que es piel sensible. Luego de curado su tatuaje, recuerde usar protector solar al momento de exposición.

El proceso de cura de tatuajes dura aproximadamente un mes. Trate de protegerlo de golpes y del sol para que pueda mantenerse en buen estado en el tiempo. Tenga presente que un tatuaje es un recuerdo a lo largo del tiempo que tendrá en su piel.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − ocho =