Cómo hacer tu propio antifaz para dormir

Cómo hacer tu propio antifaz para dormir

Si eres de los que duermen hasta tarde y te despiertas agobiado por la interrupción que significa la luz del sol en tu cara, te conviene aprender cómo hacer tu propio antifaz para dormir. Descansarás con estilo y podrás olvidarte de despertar temprano de forma involuntaria. Después de todo, se necesitan mínimo 8 horas de sueño por la noche y madrugar está sobrevalorado por muchos.

Deja surgir tus dotes para las manualidades e imprime tu estilo en un antifaz para dormir con personalidad en lugar de uno negro y aburrido. Despídete del mal sueño y diviértete haciendo tu propio antifaz.

Cómo hacer tu propio antifaz para dormir 1

 Materiales que necesitarás

  • Un trozo de tela suave como seda o chiffon, con el estampado y color que más te guste.
  • Un trozo de tela de microfibra.

Ambas las puedes conseguir en tiendas de textilería.

  • Aguja e hilo. Puedes escoger el hilo del mismo color que el estampado o darle un toque más divertido con un color que contraste con el de la tela.
  • Cinta de raso o elástico. ½ metro aproximadamente.
  • Silicón caliente.
  • Tijeras.
  • Papel y lápiz.

Cómo hacer tu propio antifaz para dormir 2

Pasos para elaborar tu antifaz para dormir

  • Dibuja en el papel la silueta del antifaz para dormir. Asegúrate de que se acople al tamaño de tu cara.
  • Recorta el patrón y dibuja dos iguales en la seda y uno en la microfibra.
  • Recórtalos y únelos para poder coser el antifaz para dormir. Utiliza una puntada doble y rodea el borde hasta la mitad, a la altura de los ojos.
  • Recorta un trozo de elástico o dos trozos de 15 cm aproximadamente de cinta de raso. Colócalos a cada extremo del antifaz y pégalos a la tela con unas gotas de silicón caliente.
  • Continúa cosiendo para unir por completo las tres capaz del antifaz y refuerza un poco en los extremos del elástico o la cinta para evitar que se despeguen en el futuro.

Cómo hacer tu propio antifaz para dormir 3

Olvídate de que la luz del sol interrumpa tu sueño cuando no lo necesitas. Para mejorar aún más la apariencia del antifaz, puedes agregar lazos, cuentas o apliques de tela en el frente para darle aún más color y personalidad a tu antifaz para dormir. También puedes hacer una versión para niños con estampados infantiles o de su personaje animado preferido.

Si escoges la cinta de raso, podrás ajustar a tu gusto el antifaz para dormir, con el elástico deberás ser lo más preciso posible para que no se caiga el antifaz mientras duermas.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres − 1 =