Cómo preparar una rica pasta con pocos ingredientes

Hay días en los que no queremos cocinar, por cansancio, fastidio o demasiadas ocupaciones. Para ello, en este post te daremos unas ricas recetas para esos días en los que cocinar no es lo tuyo. Además, lo mejor es que no llevan muchas cosas, así que prepárate para crear y degustar una rica pasta con pocos ingredientes.

Cómo preparar una rica pasta con pocos ingredientes

Dos formas de cocinar pasta

Forma uno:

Haz la pasta de tu preferencia aparte, en una olla grande para que no se pegue, colócale sal y un chorrito de aceite. En una cacerola, calienta un chorrito de aceite de oliva, coloca ajo y cebolla a dorar, deja que vayan soltando sus jugos.

Cómo preparar una rica pasta con pocos ingredientes

Agrega tomates (dependiendo de cuántas personas vayan a comer, lo ideal es que sea suficiente tomate), deja cocer en su propio jugo. Cuando se haya hecho una especie de salsa y el tomate haya soltado el color, agrega sal, pimienta y un poco de orégano. Luego añade algunas hojas de albahaca y listo. Ya tienes un delicioso almuerzo rápido y económico.

Forma dos:

Prepara una exquisita ensalada de pasta fría. Para ello necesitarás pasta corta, jamón, queso, mayonesa, petit pois o guisantes, maíz, cebolla y pimentón.

Cómo preparar una rica pasta con pocos ingredientes

Corta todo en cuadritos a excepción de la pasta, los petit pois y el maíz. Cocina la pasta cuidando que no se pegue. Cuando esté fría, agrega la cebolla, el pimentón, el maíz, los petit pois, el jamón y el queso. Mezcla todo. Luego, adereza con mayonesa, sal y pimienta. Si lo deseas puedes agregar también algún aderezo de tu preferencia o un poco de mostaza.

La idea es que esta pasta quede cremosa y de sabor suave.

Listo, esperamos te hayan gustado estas sencillas recetas de pastas y las puedas poner en práctica en tu hogar.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − seis =