Cómo preparar una parrilla de mariscos

Cómo preparar una parrilla de mariscos

Uno de los alimentos con mayor sabor y contenido nutricional son sin duda los frutos del mar. Quizás a muchas personas les suene alocado este término, pero estamos hablando de mariscos, moluscos y crustáceos.

Gracias a su gran sabor, existen una gran cantidad de preparaciones que pueden realizarse con estos productos, las cuales regularmente son muy fáciles de preparar. Una de las preparaciones más populares, rápidas y sabrosas es sin duda alguna, la parrilla de mariscos, acá te decimos como prepararla.

Ingredientes

  • Langostinos o camarones.
  • Calamares.
  • Almejas grandes.
  • Cangrejos.
  • Cualquier otro fruto marino de tu gusto.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Aceite.
  • Vino blanco.
  • Limón.
  • Salsa de soja.
  • Hojas de laurel.
  • Pimientos.

Este proceso es de suma importancia, ya que estos productos son sumamente delicados, ya que pueden llegar a ser tóxicos si llevan mucho tiempo conservados o no se han tomado previsiones en su almacenamiento.

Para evitar posibles problemas con mariscos y moluscos, es de vital importancia saber que están frescos. Siempre es importante tener un lugar para su compra que sea de nuestra entera confianza. Sin embargo, existen dos pruebas básicas para saber si están frescos: colores vivos o llamativos y olores poco fuertes.

Cómo preparar una parrilla de mariscos

Preparación

Lavar con abundante agua todos los productos, eliminando arena u otro tipo de impurezas.

En caso de que las almejas estén cerradas, es necesario lavarlas y posteriormente pasarlas por agua hirviendo. Esto harán que se abran y podamos utilizar su carne.

Una vez limpios los productos, se deben marinar por al menos 20 minutos en una mezcla de vino blanco, sal, pimienta, hojas de laurel y salsa de soja. Es importante dejarlos en la nevera durante este tiempo, ya que garantiza una excelente absorción de los sabores y además los conserva frescos.

Luego de marinados se pueden preparar de dos formas, mediante brochetas o con la ayuda de una parrilla grill. Es importante la temperatura de las brasas, ya que queremos que el alimento quede cocido, pero no de más, ya que la textura e incluso los sabores cambian.

La duración de los productos no debe exceder de los 15 minutos, siempre dándole la vuelta oportunamente.

Una vez concluido el tiempo al calor de las brasas, se pueden colocar unas gotas de limón para un toque extra. Este plato se puede acompañar con papas a la francesa, al vapor o incluso con arroz blanco y ensaladas crudas.

Cómo preparar una parrilla de mariscos

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 3 =