Cómo preparar una mascarilla de aloe vera

Tener una piel tersa y bien cuidada es uno de los más grande deseos de las féminas. Ante ello, hoy te contamos de un método que durante generaciones ha servido para dejar la piel fresca y jovial: una mascarilla de aloe vera.

Seguramente en este momento te estarás preguntando cómo hacer una mascarilla de aloe vera y si su elaboración es fácil o difícil, pues a pesar de que “para ser bellas hay que ver estrellas”, en la actualidad no contamos con una gran cantidad de tiempo libre, por lo que preferimos los tratamientos de belleza rápidos y eficaces.

Cómo preparar una mascarilla de aloe vera

Manos a la obra

Hacer una mascarilla de aloe vera no da mayores complicaciones y lo mejor de todo es que es un método bastante efectivo para devolverle a nuestra piel esa tersura que tanto nos gusta.

  • El principal ingrediente para elaborar esta mascarilla es una penca de aloe vera o sábila. Lo ideal es cortar la penca minutos antes de hacer la mascarilla, esto otorga más frescura y eficiencia al tratamiento.
  • Después corta los bordes y elimina las espinas.

Cómo preparar una mascarilla de aloe vera

  • Abre la penca por la mitad y extrae el cristal que lleva en su interior.
  • Coloca los cristales en un cuenco y aplástalos, para crear una pasta.
  • La consistencia de esta mascarilla debe ser babosa, pero firme.
  • Una vez esté lista, lleva a la nevera en un envase cerrado por 15 minutos.

Cómo preparar una mascarilla de aloe vera

El uso de esta mascarilla

Una vez saques la mascarilla del refrigerador, el siguiente paso es aplicarla. La superficie de tu piel en la cual la aplicarás debes estar limpia, ya que así se logra una mayor adsorción de los nutrientes.

Aplícate la mascarilla de aloe vera por 25 minutos y, una vez pasado este tiempo, retira con ayuda de abundante agua fría. Posteriormente aplica una crema hidratante.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 5 =