Cómo preparar salsa carbonara

Cómo preparar salsa carbonara

Adultos y niños caen por igual ante el embrujo de una salsa que es pura delicia: la salsa carbonara. Aunque existen varias teorías respecto a su origen, la preparación de la salsa se mantiene de forma tradicional en cada familia. Esta por lo general pasa de generación en generación como una de las recetas básicas más sencillas y sabrosas.

Sin embargo, preparar una buena salsa carbonara se tiene su truco. El cual solo se toma con la práctica y la experimentación. Hoy compartiremos dos recetas de salsa carbonara que están de muerte lenta.

spaghetti-7115_960_720

Salsa Carbonara con huevo y sin crema de leche

  • Panceta picada en dados
  • Cebolla picada en cubos
  • Mantequilla
  • Huevos
  • Queso parmesano
  • Perejil
  • Sal y pimienta

Prepara la pasta como sueles hacerlo de costumbre. A un lado, pon a dorar en mantequilla la cebolla. Cuando ésta esté transparente, añade los dados de panceta y revuelve con una cuchara de madera. Cuando la panceta esté crujiente, baja la llama al mínimo para no quemar la mantequilla.

Cuela la pasta, agrega la cebolla, la mantequilla, la panceta, el huevo crudo, el parmesano, la sal, la pimienta y revuelve. El calor de la pasta recién hecha cocinará el huevo y el parmesano se fundirá con la mantequilla que ya tomó el sabor de la panceta y la cebolla. Sirve inmediatamente y espolvorea con perejil.

Carbonara

Es una de las recetas más sencilla y rápidas de hacer. Ideal para esos días en los que se cuenta con muy poco tiempo y se desea una comida rápida pero deliciosa.

Salsa Carbonara sin huevo y con crema de leche

  • Panceta picada en dados
  • Cebolla picada en cubos
  • Mantequilla
  • Crema de leche
  • Queso parmesano
  • Perejil
  • Sal y pimienta

Prepara la pasta como sueles hacerlo de costumbre. A un lado, pon a dorar la panceta en un poco de mantequilla. Cuando empiece a chisporrotear, agrega la cebolla y más mantequilla. Revuelve con una cuchara de madera.

Agrega la crema de leche, la sal y la pimienta y revuelve lenta y constantemente hasta que espese. Rectifica la sazón y agrega fécula de maíz de ser necesario. Cuela la pasta, sírvela y báñala con la salsa. Espolvorea con perejil y abundante queso parmesano.

pasta-712664_960_720

Esta receta es de las más usadas, es mucho más cremosa que la anterior. La acidez de la crema de leche le da un toque muy especial. La preparación es bastante rápida y muy deliciosa.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × tres =