Cómo preparar un risotto de calabaza

Cómo preparar un risotto de calabaza

Entre las tantas variedades que permite el risotto, está el risotto de calabaza. Es una receta que permite aprovechar las propiedades de la auyama o calabaza. Para los niños resulta una excelente opción cuando se desea coman sano. La combinación de sabores y colores convierte a este plato en algo especial.

Preparar un risotto de calabaza puede ser divertido, especialmente porque no exige ninguna complicación. Igual te indicamos los ingredientes básicos, pero tienes la libertad de realizar las combinaciones que creas convenientes.

Cómo preparar un risotto de calabaza

Los ingredientes necesarios

La preparación del risotto de calabaza requiere los siguientes ingredientes. Primero y más importante, tener 400 gr de calabaza desconchada y sin semillas. Adicionalmente ten a mano una pizca de aceite de oliva. Aparte procura una cucharada más de aceite de oliva, 2 dientes de ajo, 2 cebollinos, 25 gr de mantequilla.

También 200 gr de arroz para risotto, una cucharada de comino, un litro de caldo de vegetales. Cerramos la lista con 50 gr de queso parmesano y cilantro picado al gusto. Estos son todos los ingredientes a disponer para  preparar un risotto de calabaza.

Cómo preparar un risotto de calabaza

Preparación

Antes de comenzar a preparar el risotto de calabaza se debe precalentar el horno. Luego pica la calabaza en cubos y colocas sobre una bandeja. Los rocías con una pizquita de aceite de oliva e introduces al horno durante 30 minutos para que se doren.

Mientras los trozos de calabaza se doran continúa con otras etapas del proceso. Machaca los dientes de ajo. Luego procede a picar los cebollinos. En una olla a fuego medio agregas una cucharada de aceite y mantequilla para sofreír los ajos y los cebollinos. Lo haces por espacio de 3 minutos aproximadamente. Pasado este tiempo incorpora el arroz y el comino. En este punto debes mezclar muy bien los ingredientes para que el risotto de calabaza quede bien.

El caldo de vegetales debes incorporarlo ahora. La idea es remover muy bien toda la mezcla a fin de que el caldo se seque por completo, de esta manera el arroz quedará cremoso. Finaliza  con la incorporación del queso y el cilantro a la mezcla.

A continuación, será el momento de servir. Esta es una receta deliciosa que seguro encantará a la familia. Puede servirse en el almuerzo e incluso en ocasiones especiales para deleitar con un plato creativo y original que no se prepara todos los días. Además, es muy sencillo de hacer y los ingredientes no son tan complicados de conseguir.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + veinte =