Cómo preparar un desayuno en San Valentín

Cómo preparar un desayuno en San Valentín
5 (100%) 2 votes

Si estás elaborando la planificación del día de San Valentín, a fin de disfrutar de un excelente 14 de febrero junto a la persona que amas, este artículo te será de gran utilidad. En los próximos párrafos te daremos algunas ideas geniales para que sepas cómo preparar un desayuno en San Valentín. ¿Preparado? ¡Comencemos!

Antes de ponerte a elaborar cada uno de los alimentos y las bebidas que disfrutarás al lado de tu pareja el próximo 14 de febrero. Es importante que recuerdes los gustos de él o ella y, por supuesto, los combines con los tuyos. Solo así podrás brindarle a tu novia o novio actual platillos y líquidos que realmente son de su agrado.

Comenzaremos por uno de los desayunos estrellas: los pancakes o panqueques. Este plato lo podrás elaborar rápida y fácilmente utilizando harina, huevos, leche y azúcar. Asimismo, tendrás la oportunidad de realizar algunas figuras con la masa, a fin de preparar panqueques con motivos de San Valentín. No olvides decorar el plato con maple, mermelada u otro aderezo dulce.

Frutas con forma de corazón

Además de los deliciosos pancakes, puedes cortar algunos trozos de las frutas favoritas de ambos. Así preparar ensaladas de frutas sumamente nutritivas. Como es un desayuno de San Valentín, corta las frutas en forma de corazones para añadirle un toque romántico al plato.

Por último, las tostadas también son uno de los desayunos claves a la hora de alimentarnos en las mañanas. Este plato puede prepararse rápidamente y lo mejor de todo es que no necesitarás ser un experto en la cocina para poder elaborarlo. Tal como en el caso de los panqueques, agrega algunos acompañantes o aderezos para complementar el plato y, por supuesto, decorarlo.

¿Y las bebidas?

Con respecto a la bebida, prepara algunas tazas de café, si tu pareja y tú son amantes de la cafeína. Agrégale un poco de crema para que puedas dibujar cosas relacionadas a San Valentín. Acompaña el desayuno con un gran vaso de jugo o zumo de, por ejemplo, naranja. Para que ambos tengan la energía necesaria para afrontar el 14 de febrero como debe ser.

¿Qué esperas? Prepara un desayuno en San Valentín realmente exquisito y decóralo a tu gusto para sorprender a tu pareja en este día tan especial. Combina los platos mencionados anteriormente y sírvelos en una bandeja para llevar a la cama. En su defecto, prepara la mesa para que se sienten a degustarlo.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 13 =