Cómo hacer plantillas para zapatos caseras

Cómo hacer plantillas para zapatos caseras
Valor este articulo

Cómo hacer plantillas para zapatos caseras

Cuando nuestros zapatos envejecen y nos empiezan a molestar, es probable que sea porque los mismos se deforman. La parte deformada puede ser la suela, el empeine o las plantillas. Por esto, hacer plantillas para zapatos caseras resulta una excelente opción para sacar el máximo provecho a nuestros zapatos. Además, resulta más económico que comprar un par nuevo cada poco tiempo.

Cómo hacer plantillas para zapatos caseras 1

Hacer plantillas para zapatos caseras resulta realmente sencillo y económico. Se pueden realizar para zapatos viejos y deformados debido al uso excesivo, así como también hacerlas para zapatos nuevos que no terminamos de dominar. Hacer plantillas para zapatos caseras es una idea excelente para pares de zapatos que nos quedan un poco grandes y que no nos ajusten del todo bien. También para zapatos que debemos usar todos los días (botas de trabajo por ejemplo, y demás calzado que se use por muchas horas seguidas).

 

¿Qué se necesita para hacer plantillas para zapatos caseras?

Hacer plantillas para zapatos  caseras es una manera rápida, económica y fácil para usar ese calzado que ya no usamos o que nos resulta incómodo. Los materiales para hacer plantillas para zapatos caseras no son muchos, ni costosos. Bastará con algunas láminas de foami o goma, unas tijeras y pegamento. Algún bolígrafo, lápiz o marcador para realizar las siluetas servirá bien.

La elaboración

  • Con las láminas de foami realizaremos la base de lo que serán nuestras plantillas caseras, colocando nuestros pies y dibujando las siluetas en la lámina.
  • Una vez hecho esto debemos recortarlas y ajustarlas a nuestros zapatos. Por lo general, la primera forma que dibujemos no se ajustará de manera adecuada al zapato. Por esto debemos corregir la forma con las tijeras hasta lograr que calce y ajuste a nuestros zapatos.

 

Cómo hacer plantillas para zapatos caseras 3

  • Debemos hacer esto en ambos lados. Si deseamos que esté más acolchado, o más alto (en el caso del talón es común) podemos recortar otra forma y pegarla sobre la plantilla de base.
  • Podemos agregar tantas láminas de foami o goma deseemos para estar más cómodos o para lograr el ajuste del zapato.

Al hacer plantillas para zapatos caseras es necesario recordar que ambos lados (izquierdo y derecho) deben ser de la misma altura, para evitar así incomodidades y futuros problemas de salud que pueden ser producidos por las diferencias al caminar. Además sería aconsejable reemplazar estas plantillas caseras con más regularidad que las compradas en tiendas. Esto debido a que estos no son materiales especiales para este uso.

 

 

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + 17 =