Cómo hacer plantillas para decorar tu pared

Cómo hacer plantillas para decorar tu pared

 

No hace falta esperar por las festividades o un largo periodo vacacional para darle un nuevo look a tu hogar. A pesar de que gran parte del año tenemos el deseo de remodelar algún lugar o pared de nuestra casa, solo lo hacemos cuando se acerca el periodo vacacional. También es común esperar hasta cuando contamos con el ingreso necesario para cubrir los gastos en pinturas y demás. Eso sin mencionar el pago a la mano de obra necesaria para dar un buen acabado a tu hogar.

Cuando los recursos sobran, y la creatividad falta

Puede ocurrir que, teniendo pintura sobrante y los ánimos necesarios para darle color a tus paredes, no se te ocurre nada. La mayoría de las ideas acaban siendo una nueva decoración o arreglo floral que cambiamos de lugar, o simplemente el cambio de posición de nuestro sofá y mesas. Esto dejando de lado, una vez más, el potencial que tenemos a nuestro alrededor.

Cómo hacer plantillas para decorar tu pared 2

Son las paeredes las que permanecen el mayor tiempo posible con el mismo color y sin recibir ningún cambio durante varios meses e incluso años. Esto se debe a que la inversión para hacer cualquier cambio sobre ella es mayor que nuestras ganas de innovar en el hogar. Pero solo necesitas una brocha de poco uso, un pedazo de cartón, pintura y tijeras o instrumentos que te permitan cortar el cartón. Estas son las herramientas necesarias para dar rienda suelta a tu imaginación y decorar tu pared de una forma fácil y rápida, sin escatimar en gastos y esfuerzos innecesarios.

Decora tu pared de forma sencilla

Ahora sólo necesitaras una figura, especialmente su contorno. Puede ser una flor, un diseño tribal o el contorno de una cara. Cualquier figura que se te ocurra, siempre y cuando sea fácil de dibujar. Esta será la plantilla que se convertirá en ese detalle que buscabas para tu pared.

Cómo hacer plantillas para decorar tu pared 3

Dibujarás el contorno de dicha figura sobre el pedazo de cartón, que será del tamaño que desees. Posteriormente recortarás la figura, dejando un molde perfecto para rellenar. Por último, toma tu plantilla y sostenla en el área de la pared donde desear pintar tu figura. Procede a tomar un poco de pintura con la brocha o pincel. En caso de ser un plantilla pequeña la rellenas, sin salirte del borde del cartón. Y una vez quede bien pintada, con mucho cuidado la retiras de la pared, sin dejar escurrir la pintura. Así puedes dar por finalizada la tarea de decorar tu pared con el uso de una simple plantilla.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 5 =