Cómo plantar un cactus en casa

Cómo plantar un cactus en casa
Valor este articulo

Cómo plantar un cactus en casa

A muchos les llama la atención tener un cactus cerca. Ya sea en el hogar o en la oficina, es un elemento decorativo que cala muy bien. No exige mayor cuidado. Lo mejor de todo es que las personas no lo tocan ni maltratan por sus espinas. El asunto es que comprarlos en el invernadero suele ser algo costoso. Pero resulta que lo puedes reproducir y plantar en casa.

Se adapta perfectamente al espacio interior o exterior. Igualmente a cambios drásticos de temperaturas. Lo que sí puede afectarle notoriamente son las estaciones húmedas como el invierno. Durante esta época hay que consentirlo más de la cuenta para evitar su infelicidad.

Lo puedes cultivar a partir de la semilla, es decir desde cero. Sin embargo acá te explicaremos cómo tener muchos cactus en casa, tomando una muestra. Con uno que tengas podrás plantar sus hijos. Claro está, partiendo de cero el proceso de crecimiento y desarrollo será mucho más lento.

 Cómo plantar un cactus en casa

Materiales y utensilios necesarios

  • Guantes gruesos de jardinería para evitar pincharse con las espinas
  • Un cactus que tenga varios brazos, es decir que de una penca sobresalgan especies de hijos.
  • Tierra abonada
  • Recipiente para plantar o macetero
  • Herramientas básicas de jardinería

Paso a paso para plantar un cactus

Una vez te has colocado los guantes, procedes a cortar con la mano esa parte sobresaliente del cactus principal. Es como especie de espigas en algunos tipos. En otros es como la reproducción de la planta a partir de una penca. Lo cierto es que esa parte “sobrante” es la que vamos a tomar. Lo puedes hacer, como dijimos, directamente con la mano. Si ofrece alguna dificultad utiliza la tijera de jardinería o un cuchillo.

Cómo plantar un cactus en casa

Al obtener la pieza que se va a plantar se lleva hasta el macetero. No es necesario abrir un hoyo muy profundo. Esta planta es tan noble que con solo colocarla encajada en la tierra se pega perfectamente. Entonces haces un poco de espacio y empujas de modo que una parte de la base quede encajada en la tierra. De esta manera queda plantado el cactus, ahora solo tienes que cuidar y regar de acuerdo a lo estipulado.

El cactus no exige mayor cantidad de riego. Debes hacerlo cuando la tierra esté totalmente seca. Aumentar más la frecuencia en la época de verano. Aunque no requiere abono, colocarle un poco facilita su crecimiento saludable.

 

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + 18 =