Cómo hacer pan gallego casero

Cómo hacer pan gallego casero

Muchas veces pasa que estamos en casa sin actividad alguna y provoca un aperitivo por las tardes pero no se halla que hacer y es preciso preparar algo práctico y que dure lo suficiente como para disfrutarlo con calma. Por lo cual se puede hacer pan gallego casero. Una receta tradicional de la ciudad de Galicia que resulta muy rico y lo más importante se conserva bien por varios días.

Cabe destacar, es un pan compacto con una particular característica que es tener una corteza dura muy crujiente al morderlo y suave en su interior. Para acompañar con todo tipo de relleno o simplemente tomarlo con un café caliente por la tarde.

4.1

Es preciso agregar, su preparación lleva algo de tiempo y esfuerzo pero sin duda vale la pena invertir. Pues ese instante en elaborar este exquisito pan por su textura, sabor y aroma que agradan a cualquier paladar.

Ingredientes para hacer pan gallego casero

  • ½ kilo de harina de trigo todo uso.
  • ½ kilo de harina de centeno.
  • 250 gramos de levadura seca o en polvo.
  • 20 gramos de sal marina.
  • 600 ml de agua.

Pasos para hacer pan gallego casero

Se debe comenzar por mezclar la levadura, cuatro cucharadas de harina y suficiente agua y reservar durante 8 horas previas a la preparación del pan.

Ahora bien, se calienta el agua junto con la sal marina hasta que alcance unos 38ºC aproximadamente. Entonces se agrega la mezcla de levadura y harina.

4

Por otro lado, en un recipiente se agrega la harina de trigo y la de centeno previamente tamizadas para unirlas con el líquido. Mezclando por unos minutos hasta que no haya grumos y se deja en reposo durante unos 10 minutos.

Después, transcurrido el tiempo se retira la masa del recipiente y se amasa sobre una superficie enharinada. Con movimientos suaves y firmes durante cinco minutos hasta obtener una preparación homogénea.

Seguidamente, se espolvorea un poco de harina de trigo y se coloca dentro de un recipiente previamente enharinado. Se cubre con una tapa o paño limpio y se ubica en un lugar donde haya calor para que se fermente. Dejarlo por cinco horas.

Por otro lado, sobre la bandeja del horno caliente previamente enharinada se coloca la bola de masa sin amasar. Se le realiza pequeños cortes con un cuchillo en la superficie y se introduce al horno a 250ºC, es necesario un recipiente pequeño con agua para ubicarlo debajo de bandeja del horno para que pan conserve la humedad.

Ahora bien, debe dejar hornear durante 15 minutos y baja la temperatura a unos 200ºC para dejarlo por una hora, luego se retira del horno y se coloca sobre una rejilla para que repose antes de consumir.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 10 =