Cómo hacer mantequilla de maní casera

La mantequilla de maní es una crema deliciosa con un fuerte sabor a este fruto seco, que se usa más que todo en los Estados Unidos, pero que poco a poco ha sido adoptada por muchos países del mundo, ya que es un excelente acompañante y puede usarse en muchos platos dulces y salados. La consigues en los supermercados, aunque puedes hacerla en casa muy fácilmente y es más saludable ya que no tiene aditivos químicos y es completamente natural.

Cómo hacer mantequilla de maní casera

Ingredientes para la mantequilla de maní casera

  • 300 gramos maní
  • 1 cucharada de aceite de girasol
  • Media cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de miel (opcional)
  • Una pizca de sal

Cómo hacer mantequilla de maní casera

Preparación

Para que el proceso sea más rápido y sencillo lo mejor es comprar el maní pelado, así te ahorras mucho trabajo, solo debes asegurarte que no contenga sal, que sea maní al natural. Esto hay que asarlo, primero se precalienta el horno a 180 grados, se coloca el maní con el aceite de girasol en una bandeja de horno bien esparcidos y se dejan que se cocinen durante unos 10 minutos. El maní debe verse bien doradito. También puedes compras el maní ya tostado y ahorrarte este paso.

Cómo hacer mantequilla de maní casera

Luego se coloca el maní en la licuadora durante al menos 5 minutos y se trituran hasta que sean casi polvo. En ese momento sin dejar de batir se agrega otro chorrito de aceite girasol hasta que la textura se vuelva cremosa. Luego se agrega el azúcar, la sal y si deseas la cucharada de miel.

Bate hasta que todo esté integrado y luego coloca la preparación en un frasco de cristal, lleva al refrigerador por 2 días hasta que tenga la textura correcta. Una vez pasado ese tiempo estará lista para usarla en lo que quieras, Sándwiches, Bases de pasteles, Galletas caseras, etc.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 6 =