Cómo mantener tu mata de rosas

Cómo mantener tu mata de rosas

Si eres amante de la naturaleza o simplemente te gusta cuidar de las plantas, es probable que ya hayas pasado por la triste situación de haber perdido tu mata de rosas o rosal. A pesar de ser una de las flores más vendidas en el mercado. También es una de las plantas más difíciles de cuidar.

La delicadeza y elegancia que representa un ramo de rosas, sólo se debe al cuidado especial que recibieron durante su crecimiento. Ya que esta es sin duda de las plantas que requieren mayor atención antes de ser cortadas para convertirse en un especial adorno o regalo.

El tallo de esta planta suele ser delgado. Y, por lo tanto, a medida que crece tiende a torcerse. Por lo general, en una planta de rosas son varios los tallos. Aunque no todos producirán dicha flor. Estos servirán de apoyo para los que sí y evitan que se tuerzan más de lo que deberían.

Solo hace falta sostener el tallo con un hilo grueso o cinta

De igual forma, es necesaria nuestra participación en esta etapa de su desarrollo para evitar que la rosa termine en el suelo de nuestro jardín. Para esto, sólo hace falta sostener el grupo de tallos de la plata con un hilo grueso o cinta.

En caso tal de que la planta todavía no tenga los tallos suficientes para ser amarrados, puedes clavar un palo o varilla lo suficientemente fuerte entre los tallos de nuestro rosal. Para que sirva de soporte principal al amarrarlos. Y de esta forma, evitar el brusco movimiento de los tallos de nuestras rosas.

Cómo mantener tu mata de rosas

Para hacer crecer tu mata de rosas

También, para contribuir con el desarrollo y crecimiento de tu rosal, es necesario cuidar de su salud. Al igual que nosotros, las plantas también sufren de estrés. Y, por lo tanto requieren de un tratamiento tan particular como el de cualquier ser vivo.

Ya sea por el ataque de un animal o insecto. Por un pequeño incendio o simplemente el cuidado excesivo de sus dueños, las rosas también padecen de estrés. Y, para combatir estas molestias que ellas producen, al igual que cualquier otra planta, ácido salicílico, el cual está contenido en las aspirinas.

Dicho esto, la producción de este ácido no suele ser tan rápida como lo necesitan. Por tanto, con nuestra ayuda, humedeciendo un poco la tierra y agregando muy cerca de la planta una aspirina, reduciremos el estrés de la misma. A la vez nos aseguramos de su crecimiento saludable.

Cómo mantener tu mata de rosas

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − diez =