Cómo mantener hidratados los zapatos

Los zapatos de cuero, e incluso los de piel sintética, deben mantenerse hidratados para evitar que se cuarteen o se rompan. Mantener los zapatos hidratados te garantiza un mayor tiempo de uso y capacidad de reparación cuando ya las suelas se han desgastado.

Cómo mantener hidratados los zapatos

Mantener limpios los zapatos

Como si se tratase de tu propia piel, los zapatos deben mantenerse limpios, libres de barro, líquidos u otras sustancias que los dañe y que no permitan mantenerlos hidratados.

Cada vez que tus zapatos de piel natural o sintética tengan una sustancia de los ensucie, pásales primero un paño húmedo y enseguida pásales un paño seco que elimine la humedad. No los dejes secando al sol directamente, pues esto los resecaría aún más.

Cómo mantener hidratados los zapatos

Mantenerlos hidratados

La hidratación de tus zapatos se puede lograr con cremas para calzado o con cremas hidratantes. Lo ideal es utilizar crema para calzado porque está diseñada con ese fin. Sin embargo, si no cunetas con crema para calzado, puedes aplicar una capa de crema hidratante, la misma que usas en tu piel, si es neutra mucho mejor.

Se pasa un paño seco y se frota bien para que la crema penetre en la piel con la que está hecha el calzado. Es ideal hacer esto una o dos veces por semana, para que sus zapatos no pierdan la forma ni se deterioren antes del tiempo corriente.

Cómo mantener hidratados los zapatos

Cada vez que use sus zapatos de cuero o de imitación de piel, guárdelos en su caja para que no le entren agentes que lo dañen. Tampoco deben permanecer mucho tiempo sin uso, y en caso de guardarlos en la caja por tiempo prolongado, es recomendable que los saques e igualmente les hagas una limpieza. Pulir los zapatos con crema para calzados es fundamental. Otro modo de evitar que se dañen es colocándoles relleno para que no pierdan la forma.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 1 =