Cómo mantener frescas nuestras hierbas

Cómo mantener frescas nuestras hierbas

A la hora de realizar nuestras compras en el supermercado, una gran parte de ese tiempo está destinado a escoger las hierbas y vegetales. En comparación con el resto de productos, la gran mayoría de estos, no poseen una etiqueta que nos indique una fecha de vencimiento. Ergo, solo podemos estimar hasta qué fecha se mantendrán en buen estado.

Las hierbas son de esos alimentos de los que ignoramos no solo cuánto tiempo puedan durar en nuestra nevera o fuera de ella. Además, el cuidado de los mismos se hace frustrante. Estos son alimentos delicados. Con cualquier tipo de roce o exposición pueden sufrir tanto la imperceptible pérdida de nutrientes, como el notorio daño desde sus hojas hasta el tallo.

Cómo mantener frescas nuestras hierbas

Mayor vida útil a cambio de menor calidad

Es ampliamente sabido que las hierbas se mantienen mejor dentro de la nevera. Es precisamente esa refrigeración la que disminuye su calidad y durabilidad. Dentro de la nevera se encuentran expuestas a distintos olores que difieren con el suyo, y roces continuos que debilitan sus ramas. Se enfrentan a una temperatura que también desgastan su vitalidad.

Esto es algo que en la mayoría de los casos escapa de nuestras manos. Son pocas las neveras las que permiten el control o manejo de la temperatura. Así que por ese aspecto es prácticamente imposible proteger nuestras hierbas del nivel de temperatura que ofrece nuestro refrigerador.

Cómo mantener frescas nuestras hierbas

Posible solución

La solución está en enfocarnos directamente en la exposición que tendrán las hierbas en la nevera. Para esto solo necesitas de servilletas o papel absorbente. Preferiblemente que sean de un buen tamaño. Así podrás cubrir las hierbas a su largo y ancho, sin maltratarlas.

Toma tu servilleta o papel absorbente y envuelve la hierba con él, desde la última rama u hoja de la misma hasta su tallo. Procura no apretar demasiado a medida que la cubres. Este procedimiento lo llevarás a cabo con cada uno de los tipos de hierbas. No se recomienda mezclar diferentes especies dentro de la misma servilleta. Los olores y nutrientes de una de ellas podrían desaparecer.

Cómo mantener frescas nuestras hierbas

El papel absorbente no solo servirá para mantener el olor característico de la hierba y sus nutrientes. Esto también ayuda a evitar la exposición directa de esta a la temperatura de tu nevera. Así podrás impedir que estas se queme o se marchite debido al frio excesivo que reciben. Si consideras que una sola capa de servilleta es muy poca, puedes usar una capa doble.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 3 =