¿Cómo lograr que mis hijos coman de todo?

¿Cómo lograr que mis hijos coman de todo?
Valor este articulo

¿Cómo lograr que mis hijos coman de todo?

resim

 

Una de las principales preocupaciones de los padres es lograr que sus hijos se alimenten adecuadamente, tanto en cantidad como calidad de los alimentos, esto no es un hecho casual, más bien se trata de un trabajo diario y continuo que brindara sus frutos solo a través de la constancia.
La alimentación es un proceso  básico para la vida, alimentar a un niño no siempre es fácil, en especial cuando se trata de padres primerizos, sin embargo es posible salir airoso de esta contienda si se ponen en práctica una serie de pasos que van desde el nacimiento hasta los tres años de edad, etapa en la que el niño ya debe poder comer sus alimentos a sus horas y de forma correcta.

 

El alimento más importante desde el momento del nacimiento es la leche materna, esto es ya ampliamente conocido y no cabe discusión en torno a este hecho. Muchos pediatras recomiendan que hasta los seis meses las madres brinden a sus bebes una lactancia materna exclusiva a demanda, otros tienen el hábito de iniciar otros alimentos a partir del cuarto mes. Esto depende de la dinámica que se establezca entre padres y pediatra, así como de factores como la presencia de alguna enfermedad en el lactante, su tolerancia a la leche y los antecedentes personales y familiares de alergias.

 

Una vez que se decide introducir otros alimentos muchos pediatras optan por comenzar con tubérculos y algunas verduras, luego con las frutas, proteínas, a continuación algunas harinas hasta que aproximadamente a los dos años el niño debe estar comiendo cualquier tipo de alimento.

 

Lograr que los hijos lleguen a comer todo tipo de alimentos no es un hecho casual, más bien es el resultado final de seguir una serie de pasos en el camino a la buena alimentación.
Crea rutinas y cúmplelas con formalidad

 

Uno de los factores claves en el éxito en cualquier cosa que vayamos a hacer con nuestros hijos es crear rutinas, que deben comenzar desde el mismo momento del nacimiento. Mientras más pequeños son los bebes más tiempo pasan durmiendo pero ya al llegar a los 3 ó 4 meses van pasando más tiempo despiertos. Por lo general tras su siesta o sueño nocturno despiertan hambrientos por lo que una vez que los sacas de la cuna deberías darle pecho o su biberón, cuando termines de alimentarlo deberás asegurarte de que expulsen los gases por completo para evitar los cólicos y luego esperar un poco a que evacuen, ya que por lo general la distensión del estómago con los alimentos estimula el reflejo de la defecación. Una vez que lo cambies es importante que hagas alguna actividad con él como un juego, leer un cuento, dar un paseo y mantenerlo despierto un rato, seguramente se cansara y volverá a dormir.

 

En la medida que los bebes crecen y llegan a los cuatro meses se pueden incorporar otros alimentos como los purés de algunos tubérculos y vegetales, esto se hace probando un tipo por vez sin mezclarlo, aquí es donde puedes iniciar la rutina, al incorporar el vegetal en la hora del almuerzo y ofrecerle alimentos distintos a la leche o su biberón cuando coman todos los miembros de la familia, en la medida que el pediatra te permita incorporar otros vegetales y las frutas puedes ir distribuyendo los alimentos creando un esquema de tres comidas principales y dos meriendas, procura que los purés o sopitas sean el almuerzo, puedes dejar la fruta para las meriendas y su biberón en el desayuno y la cena.

 

Trata de adaptar los alimentos de los demás miembros de la familia de forma tal que coman cosas similares al bebe, es decir, puedes preparar leche con cereales para los mayores y la papilla de cereales como desayuno, puré de papa o verduras, carne picada y vegetales en el almuerzo y en la cena sopas, carne o pollo guisado en trozos pequeños, ensaladas, etc. Lo que se busca es que el niño se dé cuenta de que comen lo mismo o al menos muy parecido con lo cual le estas enseñando que todos deben comer igual, es mejor adaptarse por un tiempo a los niños que hacerles platillos especiales. También es fundamental que traten de comer a la misma hora y todos juntos.

 

Ya cuando el niño tenga algunos dientes estará en la capacidad de morder y es aquí cuando debes dejar los purés y las papillas para pasar a alimentos que deba masticar como el arroz, vegetales en trocitos, pasta, carne o pollo picados muy pequeñito. Si en esta etapa sigues con los purés te será muy difícil llevarlo a los alimentos sólidos.

 

En la medida que tu pediatra vaya autorizando nuevos alimentos ve introduciéndolos procurando ofrecerle varios tipo de alimentos y texturas.
Enseña con el ejemplo
Los niños quieren parecerse a sus padres en todo, por eso los imitan incluso en la forma en que se alimentan.  No puedes pretender que tu hijo coma vegetales o frutas si tú no lo haces, por lo que debes enseñarlos con el ejemplo, ofrécele este tipo de alimentos y trata también de comer lo mismo, busca opciones o formas de preparación que hagan que luzca divertido o que disfrace alguno de los ingredientes.

 

Un buen ejemplo es por ejemplo decorar un plato con brócolis y colocarlos como si fueran arbolitos, si al niño no le gusta puedes entonces aplastarlos con un tenedor y mezclarlos con otro alimento como es el puré de papa, de esa manera le das puré con punticos verdes. Si no te gusta algún alimento ofréceselo y no hagas comentarios al respecto, haz comentarios positivos sobre él y hazle ver que no te apetece en ese momento, evitar comentar sobre comidas que no te gustan porque seguramente tratara de copiarte.
El objetivo es que todos coman lo mismo
El éxito en la misión “tener un hijo que coma de todo” es producto de la constancia, los hábitos y el ejemplo, pero una de las claves es que todos tienen que comer lo mismo, así desde su infancia para él será absolutamente normal que coma lo que se sirve en la mesa, si lo acostumbras a platillos especiales o “comida para niños” te será muy difícil integrarlo al menú familiar.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 2 =