Cómo incorporar una rutina de ejercicios a mi vida

Cómo incorporar una rutina de ejercicios a mi vida
Valor este articulo

Cómo incorporar una rutina de ejercicios a mi vida

A veces se nos hace difícil incorporar en nuestras vidas una rutina de ejercicio. Bien sea porque no nos gusta hacerlo o por motivos de tiempo. Más aun, esto se nota cuando somos padres y tenemos mayores responsabilidades. No hay que caer en la vida sedentaria, ya que poco a poco esta daña tu salud y tu estado de ánimo. Hoy día existe una gran variedad de ejercicios que puedes realizar en casa o fuera de ella. Todo depende de tu horario y voluntad.

Estas actividades físicas pueden ir desde levantamientos de pesas hasta ejercicios funcionales y acrobacias (pole dance o acrotelas). No debes preocuparte por tomarte el ejercicio como un atleta de alto rendimiento lo haría. Todo varía según las habilidades que tengas. Hay un punto a nuestro favor que es el internet, el cual puede ser un buen entrenador. En internet podemos encontrar videos que nos indiquen cómo hacer ejercicios  sin salir de nuestra casa. Pero en esta circunstancia hay que esforzarse más, ya que queda solo de tu parte cuán efectivo será el entrenamiento.

Cómo incorporar una rutina de ejercicios a mi vida 3

Consejos para iniciar la rutina

  • Indaga cuál es el ejercicio que se acopla más a tus necesidades. Todos no poseemos las mismas capacidades, ni condiciones físicas.
  • Proponte una hora específica diariamente para realizar los ejercicios. Así, lograrás establecer un tiempo exclusivo para tu acondicionamiento físico.
  • Uno de los requerimientos más importantes al iniciar rutinas de ejercicios es alimentarte de forma adecuada, ya que es un factor importante para determinar tu rendimiento en dicha actividad.
  • Usa ropa cómoda que sea elástica, así permitirás tener movimientos cómodos y fluidos.

Cómo incorporar una rutina de ejercicios a mi vida 1

Presta atención para que no te hagas daño

  • Ingiere el agua que pida tu cuerpo. Es muy importante que te mantengas hidratado. Con ello obtendrás mayor provecho del ejercicio.
  • Utiliza un calzado adecuado para realizar actividades físicas. Nuestros pies reciben un gran impacto, así que se debe buscar un calzado acorde con el trabajo que se va a desempeñar.
  • No  decaigas. Si en el primer intento te sientes cansado, no te desanimes. Recuerda que tu organismo necesita al menos 21 días para poder crear una rutina. Sigue intentando hasta que tu cuerpo se encuentre habituado.

Estos consejos ayudarán a iniciar tu rutina de ejercicios, y la constancia y la dedicación determinarán cuan efectivo sea el trabajo. Desahógate, grita, corre, pero nunca te detengas. Recuerda siempre por qué quisiste iniciar, y así nunca te detendrás.

 

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 16 =