Cómo hacer un hidratante para los labios

Cómo hacer un hidratante para los labios

Además de ser una cuestión de estética, la resequedad de los labios puede producirse de diferentes formas. Puede ser como consecuencia de una enfermedad o como resultado al consumo de algún antibiótico o remedio que afecte los niveles de hidratación de nuestros labios. También puede deberse a la extrema exposición a un medio ambiente caluroso.

La resequedad de los labios no solo representa un problema físico. Podría ser un síntoma de alguna enfermedad o la consecuencia de aplicarse algún producto cosmético o efecto secundario de un fármaco. También puede tener causas emocionales, pero esto es menos común.

Cómo hacer un hidratante para los labios

Productos con aparente solución

Al ser un problema muy común, existen distintos labiales o bálsamos especialmente creados para la hidratación continua de los labios. Estos por lo general actúan al momento, sin aportar realmente una solución a nuestro problema de resequedad. Pero existen tros productos más dedicados al cuidado de nuestros labios y no solo a su apariencia. Estos sí poseen los ingredientes necesarios para ofrecerte los niveles de hidratación que requieren tus labios. También pueden contrarrestar los efectos secundarios de algún medicamento.

Aun así esos productos contienen sustancias que no del todo favorables para nuestros labios. Y mucho menos si son usados por personas que presentan alguna enfermedad o alergia que podría causar resultados adversos al contacto con productos no tan especializados.

Cómo hacer un hidratante para los labios

Solución en casa

La recomendación más acertada sería la utilización o elaboración de bálsamos naturales. Estos son el aceite de oliva, la miel y el aguacate. También el aceite de almendras, aloe vera o sábila, manteca de karité y similares.

Puedes preparar una crema a base de aceite de oliva y aguacate, machacando el aguacate y añadiendo 7 gotas de aceite, mezclas y dejas reposar por un par de minutos. Puedes utilizarla diariamente, aplicando la mezcla sobre los labios y dejando actuar durante 20 minutos. De la misma forma actúa la miel, que proporciona hidratación y gracias a sus propiedades antisépticas protege tus labios de agentes externos. Aplica y deja reposar por 20 minutos, antes de enjuagar, para mejores resultados puedes aplicar vaselina también sombre los mismos y retirar posteriormente con agua tibia.

Aprovecha las propiedades antibacterianas y cicatrizantes del aloe vera, puedes aplicar sobre tus labios trozos de su cristal. Repararás las partes dañadas de la piel y combatirás las grietas de los labios resecos. Eso sí, el aloe vera no debe ingresar a tu boca.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 1 =