Cómo hacer helado de oreo casero

Cómo hacer helado de oreo casero
Valor este articulo

Cómo hacer helado de oreo casero

El helado de oreo casero es un postre delicioso, que no tiene nada que envidiarle a los que venden en cadenas de comida rápida. Si deseas disfrutar de una merienda dulce junto a los niños o en una reunión con amigos en una tarde calurosa o un domingo, solo debes seguir unos sencillos pasos y utilizar unos pocos ingredientes para realizar un rico helado de oreo casero.

5034578658_0a8ef330e0_z

Receta fácil para hacer helado de oreo casero

Ingredientes que necesitarás:

  • 4 paquetes o tubos de galletas de oreo
  • 2 tazas de crema de leche o nata para montar
  • 1 lata de leche condensada
  • Esencia de vainilla

7793114668_c46e7ae1ea_b

Pasos para hacer el helado de oreo casero:

  1. Separa el relleno de la galleta de 3 tubos de oreo. Resérvalo.
  2. Luego, Aparte, tritura en un procesador o coloca dentro de una bolsa plástica las galletas sin relleno para triturarlas con un rodillo hasta que quedé un polvo fino.
  3. Después Mezcla el polvo de galletas con la leche condensada. En otro bowl, monta con una batidora la crema de leche o nata hasta que se vuelva espuma y añade la vainilla.
  4. Incorpora con cuidado la mezcla de galletas junto con la de crema de leche. Si está demasiado espesa puedes añadir un chorrito de leche líquida.
  5. Coloca en una bandeja o bowl, espolvorear por encima las galletas troceadas del tubo restante junto con el relleno reservado. Llevar al congelador por 30 minutos. Mezclar un poco y volver a congelar por un par de horas más hasta que el helado este firme.
  6. Sirve el helado en copas con nutella, chantilly o sirope de chocolate por encima y disfruta de este delicioso helado, incluso mejor que el de las heladerías.

6468270863_540014e848_b

Toppings adicionales para el helado de oreo casero

Aunque el helado de oreo casero es suficientemente dulce y calórico, si deseas, puedes incorporar algunos toppings e ingredientes adicionales para hacer de esta receta algo aún más especial. Estas son algunas de las opciones que puedes incorporar a tu helado de oreo casero:

  • Fresas y bananas picadas en trocitos.
  • Avellanas, nueces o cualquier fruto seco de tu preferencia.
  • Pasitas.
  • Arándanos, cerezas o blueberrys.
  • Coco rallado.
  • Chispas de chocolate.
  • Galletas de otros sabores troceadas.
  • Lluvia de chocolate o de colores.
  • Dulce de leche.
  • Granola o arroz inflado.
  • Caramelos de café triturados.
  • Por supuesto, un poco de sirope o jarabe de chocolate por encima.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 5 =