Cómo hacer un helado de fruta casero

Cómo hacer un helado de fruta casero

Los helados son un postre que a todas las personas les encanta, especialmente a los niños. Además son fáciles de preparar en la casa y se pueden hacer para fiestas infantiles, ya sea utilizando chocolate o esencias. Pero esta vez hablaremos un poco de los helados de fruta caseros. Para la preparación de estos helados se puede utilizar la fruta que se encuentra en temporada, ya que suele ser un poco más económica.

Además, hacer helados de fruta es una manera de introducir nuevas frutas en la alimentación de los niños. Recuerda que las frutas son alimentos que son muy ricos en vitaminas y minerales. A continuación te diremos cómo hacer tu propio helado casero con frutas.

Ingredientes

  • Fresa.
  • Parchita.
  • Kiwi.
  • Arándanos.
  • Mango.
  • Leche (opcional).
  • Uva.
  • Piña.
  • Azúcar.
  • Agua.
  • Paletas de helado.
  • Vasitos medianos de plástico o envases para helados.
  • Leche condensada (opcional).
    Cómo hacer un helado de fruta casero

Preparación

Primero debemos lavar todas las frutas y comenzar a hacer jugos con ellas. Podemos dejar algunas frutas enteras para colocarlas como decoración dentro del helado. Si la persona lo desea, puede colocarle leche al jugo de fresa o arándanos. Es importante colocar poca agua para que pueda quedar el jugo concentrado. Así cuando se congele tendrá un sabor más intenso.

Podemos picar unos trocitos de fresa, arándanos, mango o kiwi. Comenzamos a agregar un poco de jugo de fruta en un vaso o en el molde de la hielera. La idea es que los pedacitos de fruta coincidan con el jugo que se vierta en el vaso. Colocamos la paleta de madera en el medio  del vaso y se lleva al congelador hasta que se endurezca. Si deseas un helado de varios sabores en el mismo helado, no llenes todo el vaso con un solo sabor. Al llevar el vaso a la nevera se espera a que endurezca un poco y agregas entonces otro sabor. Muchas personas prefieren colocar la paleta de helado cuando llevan ya la tercera capa.

Es importante ir agregando poco a poco las frutas. En caso de ser paletas de helado, los envases permiten colocar varios sabores al mismo tiempo. Se pueden comenzar a comer cuando estén completamente congelados.

A muchas personas les gusta acompañar estos deliciosos helados de frutas con un poco de leche condensada. Los helados caseros de frutas son muy fáciles y rápidos de hacer. Además es una buena idea como postre e incluso para refrescar a las personas durante la época de verano.

Si tienes una fiesta infantil o deseas sorprender a tu familia, los helados caseros de frutas son una buena opción. Además le brindan al organismo una gran cantidad de nutrientes esenciales. Anímate y prepara tu helado de fruta casero, siempre utilizando frutas frescas y sobre todo de la temporada.

Cómo hacer un helado de fruta casero

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + 11 =