Cómo hacer el goulash húngaro de los pobres

Cómo hacer el goulash húngaro de los pobres
Valor este articulo

El goulash es un guiso muy común y antiguo en Europa, donde es preparado con muchas variantes. Entre éstas se encuentran las recetas familiares, que es el caso de lo que hoy te enseñaremos a hacer: un guiso cuyo centro esencial es la cocción. En casa le conocemos con ese nombre, el goulash húngaro de los pobres, pues lleva muy pocos ingredientes y de los más económicos.

Cómo hacer el goulash húngaro de los pobres

Lo que necesitas

Requieres cebolla en proporción a la carne que vas a preparar: medio kilo de cebollas si tienes medio kilo de carne, por ejemplo. La cerne debe estar cortada en cubos o pedazos de ese estilo; compra el corte más económico, pues quedará blando y gustoso al final de la cocción. Necesitas también aproximadamente media taza de aceite o manteca de cerdo. Sal, pimienta negra y paprika, todas al gusto.

Cómo hacer el goulash húngaro de los pobres

Preparación

Corta la cebolla en julianas o tiras, bien finas. Resérvalas en un envase. Lava y corta la carne en cubos. Coloca a fuego medio-alto un caldero con  el aceite (media taza) hasta que caliente, luego baja un poco la llama y agrega de un solo golpe, toda la cebolla. No debes dejar que esta se queme.

Cuando la cebolla vaya tomando un color transparente, colócala en forma de aro en el caldero y añade la carne justo en el centro, para que se dore un poco. Manteniendo la cocción media-baja, remueve la cebolla con la carne, hasta que la cebolla la cubra totalmente. Salpimenta al gusto y tapa el caldero.

Cómo hacer el goulash húngaro de los pobres

Debes remover la cebolla cada 5 minutos, para que se funda de manera pareja; esta cocción media-lenta, ablanda la carne a un punto muy jugoso y tierno. Verás como la cebolla blanca desaparece, convirtiéndose en una salsa gruesa, de color caramelo hacia marón. Pruébala y corrige la sal y la pimienta. Cuando ya no veas más trozos de cebolla blanca, baja la llama y agrega la paprika al gusto y remueve. Sirve caliente el goulash, acompañado de pan, pastas o masitas de trigo hervido.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 5 =