Cómo hacer fruta deshidratada en casa

Cómo hacer fruta deshidratada en casa
Valor este articulo

Cómo hacer fruta deshidratada en casa

La fruta deshidratada es una de esas golosinas naturales que pueden ser preparadas para momentos especiales. La fruta deshidratada es muy común en tiendas que venden golosinas naturales, aunque es posible hacer fruta deshidratada en casa.

Aunque pueda parecer muy complicado, resulta muy sencillo hacer fruta deshidratada en casa, solo se debe conocer cuál es la forma indicada de hacer el proceso de deshidratación de la fruta.

El proceso para hacer fruta deshidratada en casa puede ser llevado a cabo por los menos experimentados en el arte de la culinaria, llegando a sorprender a invitados y familiares.

antioxidant-1789_960_720

La fruta deshidratada es un bocadillo que se puede ingerir en cualquier momento, a diferencia de la fruta tradicional, que por el hecho de venir con alto contenido de agua, puede ser un poco incómoda transportarla a diferentes espacios y hasta comerla en algunos lugares públicos.

Elegir la fruta

Para hacer fruta deshidratada en casa, primero se debe elegir el tipo de fruta que será deshidratada, lavarla bien y cortarla un poco, en caso de ser una fruta muy grande. Hay frutas que son muy comunes para deshidratar, como es el caso de las ciruelas, melocotón, entre otros.

Queda de parte de la imaginación que va a hacer fruta deshidratada en casa, elegir las frutas a preparar.

antioxidant-15196_960_720

Comenzar el proceso de deshidratación

Para hacer fruta deshidratada en casa de una manera segura, higiénica y rápida; se debe tomar la fruta y ponerla sobre un papel antiadherente, que estará en una bandeja para hornear. Se pone el horno a cocinar y se mete la bandeja con la fruta.

El horno debe estar a la temperatura más baja. La persona debe supervisar como la fruta va eliminando el agua por el calor, pero sin que esta se queme. Para evitar que la fruta se queme, es necesario ir abriendo el horno e ir revolviendo la fruta cada vez que se abra.

raisins-973905_960_720

Se retira la fruta, cuando esta se vea bien deshidratada. Luego, las pasas a un recipiente, dejas que se enfríen un poco y listo. Procura no dejar muchos días sin consumirla, porque puede dañarse. Intenta comerla los días siguientes, y no perder esa fruta y el esfuerzo que hiciste para lograr deshidratarla, y darle a tu familia un sabor y una presentación distinta de comer fruta.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =