Cómo fabricar velas nuevas a partir de velas usadas

Cómo fabricar velas nuevas a partir de velas usadas
Valor este articulo

Cómo fabricar velas nuevas a partir de velas usadas

Cuando utilizamos velas, ya sea para iluminar en una cena romántica, un camping, o ante una falla del sistema eléctrico, nos encontramos con la desagradable cera de la vela que se derrite y que por lo general desechamos. Lo que muchos no saben es que podemos fabricar velas nuevas a partir de las viejas. Es realmente fácil y económico, además lo podemos hacer con el tema de nuestra preferencia, a modo de manualidad.

Al hacer velas nuevas a partir de las viejas  lo que en realidad hacemos es reciclar todo el contenido de la vela que ya se quemó, ya que  reutilizar velas viejas  no es más que volver a calentar la cera de la vela usada, volverla líquida de nuevo y vertirla en otro recipiente para volver a ser quemada en un proceso que se explicará a continuación.

Cómo fabricar velas nuevas a partir de velas usadas 3

Procedimiento de fabricación de las velas nuevas

  • Una vez que recolectamos toda la cera de la vela anterior, el siguiente paso será calentar y derretir la cera en una pequeña olla hasta que se vuelva líquida. Una vez en estado líquido, se vierte en el recipiente donde se enfriará y obtendrá su nueva forma.
  • Debemos colocar también un cordón que recorra toda la vela, cuya función será la de mecha de encendido. Mantendrá el fuego encendido y hará que la vela se consuma e ilumine. Es obligatorio colocar el cordón al hacer velas nuevas, ya que sin él no podremos encenderla. Esto aplica sin importar si la cera ha sido reutilizada o no.
  • El recipiente o molde puede variar en forma, tamaño y color. Si se desea sacar la vela nueva del envase contendor es recomendable aplicar un material aislante entre el contenido caliente (cera) y el recipiente. Pueden ser láminas de plástico o papel de aluminio.

Cómo fabricar velas nuevas a partir de velas usadas 2

Recomendaciones generales

Hacer velas nuevas a partir de velas viejas puede ser una manualidad o un pasatiempo, además de una forma de reusar las velas que ya no se planeaban usar. Recordemos que este proceso se puede realizar infinidad de veces, con la pérdida de material mínima. El resultado siempre será el mismo.

Se puede añadir también colorantes vegetales a la cera reutilizada para cambiar las tonalidades de las velas nuevas. También se pueden combinar ceras de diferentes velas para hacer una vela más grande, o de distintos colores. Las posibilidades son casi infinitas en esta sencilla técnica de manualidad y reciclaje.

 

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 2 =