Cómo evitar las compras compulsivas

Cómo evitar las compras compulsivas

Las compras compulsivas representan uno de los mayores problemas en la actualidad. Hay millones de personas que son adictas a las compras y no lo saben. Este problema que parece inofensivo, puede destruir la solvencia financiera de una persona. Y su consecuencia es un abismo sin retorno de deudas.

Para aquellos preocupados por evitar caer en esta adicción, o combatirla si ya la reconocieron como parte de su vida, les decimos que hay formas de evitar las compras compulsivas. Solo se deben seguir unos sencillos pasos en los que se debe poner énfasis si se quieren lograr resultados efectivos. Esto para evitar las compras compulsivas a mediano y largo plazo.

Cómo evitar las compras compulsivas 3

Pagar en efectivo

Si se quiere evitar las compras compulsivas, lo primero que la persona debe hacer es suspender las tarjetas de crédito. También debe dejar de usar las de débito. La persona debe salir a la calle con dinero en efectivo solamente. Esto garantiza que solo se podrá comprar con lo que se lleva en el bolsillo. Además, el ver la cantidad real de dinero escapándose de las manos en lugar de solo entregar la tarjeta, producirá en el comprador ganas de pensarlo dos veces antes de hacer alguna compra innecesaria.

Las tarjetas de debido y crédito son las peores enemigas de aquellos que quieren evitar las compras compulsivas. Estos mecanismos de pagos hacen que la persona cuente con dinero que en realidad no tiene, generando un problema a largo plazo.

Cómo evitar las compras compulsivas 1

Haz un presupuesto

Además de comenzar a usar nuevos mecanismos de pago, la persona debe hacer un cálculo de sus deudas y de los problemas que le están causando sus compras compulsivas. Cuando la persona vea la magnitud real de su problema, podrá evitar las compras compulsivas de manera efectiva. Cuando se tenga certeza acerca de la situación financiera de la persona, será más sencillo lograr el objetivo.

La persona debe comenzar a planificar sus gastos. Es decir, determinar una cantidad fija de dinero para gastos de alimento, en ropa, diversión, entre otros. Cuando se tengan estos montos establecidos, no deben ser cambiados, a menos que se tenga una verdadera emergencia. Si esto no ocurre, los montos asignados no deben cambiarse.

Cómo evitar las compras compulsivas 2

Puedes organizar el presupuesto por cifras (100USD para comida, 50USD para gastos en el cine, etc). También puedes organizarlo por porcentajes (60% del salario para comida, 20% para gastos de ocio, 10% para ahorrar, etc). Lo importante es que una vez que fijes estos montos, no los modifiques. O todo tu progreso en evitar las compras compulsivas será en vano.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 3 =