Cómo entretener a los niños en las salas de espera

Cómo entretener a los niños en las salas de espera
Valor este articulo

Las salas de espera suelen ser espacios desesperantes para algunos niños (y hasta para ciertos adultos). Por ello, te invitamos a conocer ciertas cosas que puedes hacer para que tus hijos se mantengan entretenidos mientras esperan en un consultorio médico o aeropuerto.

Llévales su juguete favorito. Si tu hijo ama algún muñeco o peluche, no lo dejes en casa. Déjalo que lo lleve al lugar donde se dirigen, así se sentirá en compañía y podrá jugar con él cuando se aburra.

Cómo entretener a los niños en las salas de espera

Cuéntale una historia que lo atrape

Si su “amigo” no fue suficiente, entonces comparte con él alguna historia, contarles cuentos a los niños hace que estos se sientan concentrados y no piensen en nada más que en la narración. Para esto, sienta al niño en tus piernas y háblale suavemente al oído, así no molestarás a las demás personas que, como tú, esperan pacientemente.

Cómo entretener a los niños en las salas de espera

Mantenlo entretenido con juegos de mesa

Jugar con algún rompecabezas también puede mantenerlos ocupados. Además, si te unes a ellos se sentirán en compañía, o si observas que cerca hay algún otro niño aburrido, puedes decirle a tu hijo que lo invite a jugar. ¡Con compañía se sentirá mejor!

Si la espera continúa y ya agotaste las actividades anteriores, busca una hoja de papel y dásela al niño junto con un lápiz. Deja que dibuje por algunas horas y explote su creatividad.

Cómo entretener a los niños en las salas de espera

Algunos consultorios o salas de espera ofrecen libros y revistas, si tu hijo sabe leer y es cuidadoso, puedes acercarle alguno y dejar que se entretenga con la lectura. Por el contrario, si tu niño aún no ha aprendido a leer, colócalo en tus piernas y lee la revista o el libro con él, así se sentirá entretenido y observará las imágenes con atención.

No recomendamos el uso de dispositivos móviles en los niños ya que pueden hacerle daño a su vista, además, resulta complicado quitarles el aparato cuando ha acabado la espera.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + trece =