Cómo enseñarle a tus hijos a tener una buena higiene dental

La higiene bucal debe ser inculcada desde temprana edad. Por esto, en el presente artículo te ayudaremos para que sepas cómo enseñarle a tus hijos a tener una buena higiene dental. Sigue paso a paso los consejos que leerás en los próximos párrafos y, a futuro, tus hijos te lo agradecerán.

Cómo enseñarle a tus hijos a tener una buena higiene dental

Revisa con frecuencia los dientes de tus hijos

Primero que todo, es importante que, como padre o madre, te mantengas muy atento de los cambios que se produzcan en el interior de la boca de cada uno de tus hijos. Las caries, por ejemplo, pueden aparecer en cualquier momento. De no atacarlas a tiempo, podrían generar importantes daños al resto de los dientes.

Consigue al mejor odontólogo infantil que ofrezca sus servicios en la zona en la que vives. Programa citas con frecuencia, aunque tu hijo aún tenga dientes de leche. Hazle absolutamente todas las preguntas necesarias.

Adquiere una crema o pasta dental adecuada para la edad que actualmente tenga tu pequeño. Recuerda que, generalmente, no es recomendable que los niños cepillen sus dientes con dentífricos en cuya fórmula esté presente el flúor. Sin embargo, este punto puede variar dependiendo de la salud actual de los dientes de tu hijo. Igualmente, no olvides comprar algunos cepillos dentales infantiles para poder realizar el proceso de la mejor manera posible.

Cómo enseñarle a tus hijos a tener una buena higiene dental

Edúcalo para que aprenda cómo debe cepillarse

Cuando tengas a la mano los elementos mencionados anteriormente, ingresa al baño con tu pequeño y explícale cómo debe utilizar la crema y cómo debe cepillar cada uno de sus dientes. Si es necesario cepilla tus dientes a su lado, de manera que logre entender de manera clara cómo es que debe realizar los movimientos con el cepillo dental.

Aunque pueda parecer obvio, para algunas familias no lo es. Si realmente quieres que tu hijo tenga una correcta higiene dental deberás educarlo, desde temprana edad. Así que, te recomendamos enseñarle que el cepillado tendrá que hacerlo, como mínimo, tres veces al día.

En cuanto a la ingesta de golosinas, explícale a tu pequeño los riesgos que pueden traer estos llamativos dulces. Si bien es cierto que comerlos de forma exagerada, y a altas horas de la noche, puede generar caries, no intentes atemorizar a tu pequeño con esta excusa. Lo único importante es explicarle lo que no debe hacer y el por qué.

Hablando de temores, jamás hables del odontólogo o el dentista, frente a tu hijo, como una persona que le hará daño. Lo anterior simplemente hará que el pequeño se resista a visitarlo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + veinte =