Cómo elaborar leche frita

La leche frita es un dulce que se prepara con frecuencia en Semana Santa, en muchos hogares españoles y de américa. La receta es muy sencilla y deliciosa, a los niños les encanta y es ideal para ofrecer a los invitados. Aunque es tradicional de esa época, se puede preparar durante todo el año en tan solo unos cuantos pasos.

Ingredientes:

1 litro de leche entera

150 gr de azúcar

1 pizca de sal

Cáscara de limón

110 gr de maicena o harina de trigo

Aceite de girasol para freír

Un huevo

Azúcar y canela para espolvorear

leche frita

Preparación:

Lo primero que debes hacer es tomar la leche fría y apartar un vaso, el resto lo colocas a hervir con la cáscara de limón. En otra olla se mezcla la maicena, el azúcar y la piza de sal con el medio vaso de leche, removiendo con frecuencia para que no se formen grumos.

Cuando empiece a hervir se apaga el fuego y se deja reposar por unos minutos, sacando la cáscara de limón. Se mezcla con la leche que tenía la maicena y se remueve sin parar colocándose en una olla a fuego lento por 5 minutos.

En una bandeja plana se coloca la leche de forma que quede con el grosor de un centímetro y se deja enfriar. Luego se corta en cuadrados del tamaño que desee y se pasan por harina y luego por huevo batido. Se fríen abundante aceite caliente hasta que estén dorados, se sacan y se espolvorean con azúcar y canela. Ya están listos para disfrutar, crujientes por fuera y suaves por dentro. Lo mejor es consumir cuando esté tibio, si quieres puedes acompañar con mermelada, crema batida, miel o lo que más te guste.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − 8 =