¿Cómo ejercitas tus caderas con ejercicios simples?

¿Estás cansada de esos rollitos de más en las caderas? ¿No tienes el tiempo o el dinero para invertir en un gimnasio? Si la respuesta es sí ¡Te traemos la solución!

Hoy, te traemos una serie de ejercicios para desarrollar los músculos de tus caderas, los cuales son muy sencillos y prácticos ya que los podrás realizar desde la comodidad de tu hogar.

Conozcamos nuestros músculos

Lo primero que debes saber es cuáles los músculos que se encuentran tus caderas, los cuales son muy complejos. Se divide en tres: gluteus maximus, gluteus medius y gluteus mínimum. El primero de ellos, ayuda al movimiento de las piernas hacia atrás; el segundo y el tercero ayudan a mover las piernas hacia afuera del cuerpo. En este caso trabajaremos en el gluteus medius y gluteus minimus para desarrollar tus caderas.

Lo segundo que debes saber es que si bien el ejercicio podrá cambiar el tamaño de tus músculos, este deberá mantenerse de forma constante para que el efecto sea sostenible ¿Qué dices? ¿Te animas?

Ahora sí ¡Manos a la obra!

Realiza la abducción de cadera echada de costado

Acuéstate de costado en una colchoneta, con las rodillas un poco dobladas y una pierna colocada de forma uniforme sobre la otra. Tus caderas deben estar en un ángulo de 90° con relación al piso y rectas.

Dobla la pierna inferior un poco más para ganar equilibrio y apoyo, y endereza la pierna superior con el pie doblado. Levanta la pierna superior (manteniendo el pie doblado) y muévela un poco hacia atrás, luego vuelve a descenderla.

Ahora levanta y baja la pierna superior en series de 5-10 repeticiones luego, cambia de pierna y haz los mismos ejercicios en tu otro costado.

Realiza estocadas laterales

De pie, coloca las manos en las caderas y mantén el abdomen firme. Ahora, levanta la rodilla derecha y mueve el pie derecho a los costados hasta que la pierna izquierda esté bien estirada. Coloca el pie derecho en el piso, dobla la rodilla derecha un poco más y mantén recta la pierna izquierda. Tu pie izquierdo debe seguir recto sobre el piso. Luego impúlsate sobre el piso con el pie derecho y vuelve a regresar a la posición inicial. Vuelve a realizar la misma acción del lado izquierdo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − tres =