¿Cómo desarrollar un Plan de Marketing para mi negocio?

¿Cómo desarrollar un Plan de Marketing para mi negocio?
Valor este articulo

¿Cómo desarrollar un Plan de Marketing para mi negocio?

Todo emprendedor debe estar seguro de que es lo que va a hacer, como lo va a hacer, a quien va dirigido lo que quiere hacer, en donde lo hará, cuál será su precio, como va a lograr que la gente se entere de lo que quiere hacer y con qué recursos cuenta. Desarrollar estos aspectos es lo que se conoce como un Plan de Marketing.

desarrollar un Plan de Marketing para mi negocio
Emprender un pequeño negocio u oficina profesional es algo que va cargado de mucho entusiasmo, energía e ilusión. Lo difícil es mantenerlo en el tiempo sin que mermen estas condiciones y logrando sobrevivir a la competencia y los factores adversos del entorno.
Todo esto es la esencia del Plan de Marketing. Que no es más que la propuesta general del servicio basado en las famosas 4 P del mercadeo. Producto, Precio, Plaza y Promoción, con lo que se podrá tender un puente entre el servicio que presta el emprendedor y los clientes.
Iniciar un negocio sin definir estos aspectos es como navegar sin una brújula. Estarías condenado a perderte y naufragar en el mar. Para que no te ocurra esto se vamos a brindar los principios básicos del plan de marketing para que puedas adaptarlo a tu emprendimiento y comenzar así con buen pie.

-Producto o Servicio

Este es el origen de todo y lo más importante, debes estar claro en que es lo que vas a ofrecer, que puedes vender o suministrar. En este sentido los productos pueden ser de dos tipos, los productos y los servicios.
Los productos como tal son bienes tangibles que puedes ver, tocar, sentir y tener la sensación de propiedad sobre ellos como ocurre con la ropa, zapatos, accesorios, comida para mascotas, artículos de limpieza, etc.  Los servicios son bienes intangibles que puedes experimentar pero no poseer como tal. Los servicios son de varios tipos como la consulta médica, asesoría jurídica, limpieza, autolavado, reparaciones y servicio técnico, etc.
Debes estar claro en cuáles son tus fortalezas y en base a eso que vas a ofrecer. Igualmente debes definir si vas a ofrecer tu producto o servicio a todo tipo de público o si más bien te vas a especializar en una gama o tipo de productos para un público específico. Esto último supone muchas veces mayor inversión y conocimiento por parte del emprendedor. También puede brindar una ventaja competitiva en el mercado.

-A quien va dirigido

Una vez definido el producto el siguiente paso es establecer a quien va dirigido, estos dos factores van de la mano. Se trata de establecer el público objetivo, publico meta o cliente potencial. Esto es un factor clave y muchas veces es determinante para hacer la diferencia entre el éxito y el fracaso del emprendimiento.
Algunos productos están dirigidos a todo tipo de público, son los llamados productos de consumo masivo. Otros son muy especializados y van a un tipo particular de clientes potenciales o segmento. Un  segmento es un grupo de clientes que comparten características comunes y por lo tanto pueden ser susceptibles de las mismas estrategias de mercadeo.
La segmentación se puede llevar a cabo en función de varios atributos de la población como lo es el sexo. En otro sentido existen productos específicos para hombres como lo famosos desodorantes Axe, barberías, tiendas de ropa y muchos otros.
Otra forma de segmentar es por edad, los videojuegos están dirigidos a niños y adolescentes, incluso tienen opciones para edades distintas. Los centros de estética buscan un segmento de edad intermedia entre los 30 y 60 años. También se puede segmentar por actividad o hobbies como tiendas especializadas en ropa y equipos deportivos para los tenistas. Tiendas especializadas en insumos para la repostería, servicio médicos para pacientes con hernias discales, abogados especialista en divorcios para quienes atraviesan este tipo de conflictos. Como se ve hay muchas formas de segmentar el público objetivo. Cuando la segmentación se va a un nivel muy específico se denomina nicho de mercado.

-Precio

Un aspecto clave a la hora de brindar un producto o servicio es su precio. Hay varias estrategias en cuento a este parámetro que debes evaluar. Los precios bajos atraen muchos clientes pero debes trabajar mucho o vender grandes cantidades para que obtengas rentabilidad. Los precios más altos limitan el mercado a segmentos de la población de alto nivel adquisitivo y son apropiados si quieres que tu producto o servicio tenga un carácter de exclusividad.
Puedes tener precios variables al ofrecer un precio o descuentos especiales de lanzamiento cuando quieres impulsar un nuevo producto.  Los precios pueden ser objeto de regulaciones en varios países por lo que es necesario asesorarse con expertos en el área para no incurrir en infracciones por desconocimiento.

-Promoción

Este es un aspecto que no debes descuidar. Si tienes un producto excelente dirigido a un segmento bien definido con un buen precio pero no lo das a conocer difícilmente lo venderás.  La promoción es una tarea que debes planificar bien. Cada tipo de producto o servicio tiene un canal y una estrategia que funciona mejor.

Los productos como tal deben ser expuestos. Los clientes deben verlos, tocarlos o incluso probarlos para poder adquirirlos. Por lo que la estrategia debe centrarse en elementos visuales como pancartas, catálogos, vitrinas, muestras.

Los productos como ropa, zapatos, comida, artículos de higiene personal y maquillaje entre muchos otros pueden promocionarse en medios audiovisuales. Como es la televisión e impresos, pero también puedes sacar provecho a un recurso menos costosos como lo son las redes sociales. Debe tomar cuenta en especial el Instagram aunque también deberías tener presencia en Facebook. Estas redes permiten mostrar la foto de tu producto y escribir algo relacionado con sus atributos y donde conseguirlo.

-Por ultimo

En el caso de los servicios la promoción tiene otras estrategias. La mejor forma de promocionar un servicio es con el boca a poca, un cliente satisfecho es la mejor publicidad para tu negocio. Ya que alguien que experimentó el servicio y quedó satisfecho pasa a ser una especie de garantía de algo que no puedes ver ni tocar ni experimentar de ninguna otra forma.

Aquí la promoción debe buscar incluir testimonios y recomendaciones o bien usar canales que permitan describir el producto. Para eso están las entrevistas en radio o televisión. Las redes también son de gran utilidad, por ejemplo Instagram te permite colgar videos cortos donde podrás mostrar el servicio o fotografías relacionados con el mismo. En twitter es un buen canal ya que permite dar tips. Recomendaciones o notificar sobre e último post en el blog o en Instagram para captar una mayor audiencia.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − cinco =